Los embalses vascos están al 62,3% de su capacidad

Los embalses vascos acumulan actualmente 157 hectómetros cúbicos de agua, lo que supone el 62,3 por ciento de su capacidad total, lo que supone 3 hm3 menos que las reservas que almacenaban hace exactamente un año.

 

(EUROPAPRESS) Los pantanos alaveses de Ullibarri, que acumula 92 hectómetros cúbicos, y Urrunaga, cuyas reservas ascienden en estos momentos a 43 hectómetros cúbicos, se encuentran al 63 y al 60 por ciento de su capacidad, respectivamente.

En el caso de Ullibarri, las reservas actuales se encuentran 4 hectómetros cúbicos por debajo de las de hace un año, mientras que Urrunaga acumula 6 hectómetros cúbicos menos que en las mismas fechas de 2011.

El embalse de Albina, en Gipuzkoa, permanece al 60 por ciento, al mantener embalsados 3 hectómetros cúbicos de agua, según datos del Ministerio de Medio Ambiente actualizados este lunes.

Al margen de estos pantanos, otros datos –en este caso actualizados a 6 de noviembre– indican que Ibai Eder, también en Gipuzkoa, está al 64 por ciento de su capacidad, con 7 hectómetros cúbicos de agua embalsada.

En este mismo territorio histórico, Ibiur acumula 5 hectómetros cúbicos –sobre una capacidad total de ocho– y el pantano de Urkulu –con 10 hectómetros cúbicos de capacidad– tiene embalsados 7 hectómetros cúbicos.

CONSORCIO DE AGUAS BIZKAIA

A la vista de estos datos, desde el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, –entidad que presta los servicios de abastecimiento y saneamiento de agua al 90 por ciento de la población vizcaína–, se ha señalado que “no hay que empezar a preocuparse”, porque en estas fechas todos los años se empiezan a producir repuntes el las reservas de agua.

“Las primera lluvias que se producen cuando la tierra está muy seca sirven para empaparla. Toda esa situación ya ha ocurrido. Todas las lluvias producidas en el último mes han servido para que lo que sería la tierra los acuíferos, etc, se hayan rellenado. A partir de ahora previsiblemente las próximas lluvias provocarán hacer repuntar  también los embalses”, han explicado responsables del Consorcio, en declaraciones a Europa Press.

A partir de ahora, según las previsiones de la sociedad de aguas, las lluvias harán de las próximas fechas harán que se sobrepase la curva de garantía de los pantanos, y en ese momento Iberdrola pondrá en marchas sus turbinas, sacando agua de los embalses para que estos vuelvan a estar a nivel de la curva de garantía.

Por contra, aunque se diera una situación de sequía como la ocurrida en los años 89-90, cuando se dieron restricciones de agua de varias horas al día en los hogares vizcaínos, los instrumentos de los que dispone el Consorcio (bombeos de reserva, mejoras en las conducciones con menores pérdidas, etc) posibilitan que la población no sufriera esas consecuencias.

A ello se suma que el consumo de agua en Bizkaia se ha reducido un 30 por ciento con respecto a la que se gastaba en los en los años 89-90. “En aquella época necesitábamos un 30 por ciento más de agua para atender a prácticamente el mismo nivel de población”, has destacado.

Esta reducción del consumo se ha logrado, entre otros factores,  por la modificación de la estructura industrial vizcaína, y por una concienciación ciudadana sobre el uso responsable de este recurso que hace que el consumo medio de agua en Bilbao y su área de influencia sea “muy aceptable”, (109 litros por habitante y día, según un estudio de 2010), mientras en capitales más avanzadas en materia medioambiental como Oslo, Estocolmo o Helsinki se superan los 170 litros por habitante y día.

“No va a ser fácil bajar de esta cifras, que son equiparables a lugares mucho más avanzados que nosotros medioambientalmente”, han resaltado desde el Consorcio vizcaíno, para añadir que los nuevos electrodomésticos más eficientes ayudan con un menor consumo de agua.