Los embalses del Segura bajan del 40% por primera vez en tres años

Las últimas lluvias no han permitido recargar las presas, que siguen bajo mínimos

 

 


Aspecto que presentaba el embalse de Pedrera, en Orihuela, a mediados de septiembre

(abc) El inicio del año hidrológico sigue castigando a las cuencas de la Comunidad. Los embalses del Segura, de los que depende tanto el abastecimiento como el regadío de la mitad sur de la provincia de Alicante, han caído por debajo del 40% de su capacidad por primera vez este año, a pesar de las lluvias de finales de septiembre. Mientras, en el Júcar (que sigue siendo la cuenca con menos porcentaje de agua embalsada), las lluvias han permitido incrementar ligeramente los niveles, hasta el 36,5%.

Según los datos de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), los embalses de la cuenca han perdido dos hectómetros en la última semana (un 0,18%), lo que ha llevado a caer por debajo de la barrera simbólica del 40% de agua almacenada. En este momento, los embalses cuentan con 455 hectómetros (una décima parte de lo que almacena el Tajo, por ejemplo), sobre una capacidad total de 1.141.

Los niveles del Segura no habían estado tan bajos en los últimos tres años. De hecho, hay que remontarse a diciembre de 2009 para encontrar un nivel más bajo. La misma semana de 2011, por ejemplo, la cuenca almacenaba 150 hectómetros cúbicos adicionales, para alcanzar un nivel del 53,2%. Con todo, la cantidad de agua embalsada está aún por encima de la media de octubre en los últimos diez años, que está fijada en el 22,3% (con unos 255 hectómetros para empezar el año hidrológico).

El trasvase

Mientras, el trasvase Tajo-Segura sigue funcionando con relativa normalidad, más allá del derrumbamiento del túnel de Ulea que obligó a construir un baipás para garantizar el suministro. Tal como publicó ABC en su momento, la comisión de explotación de la transferencia aprobó a principios de mes el envío de más de 100 hectómetros para el último trimestre. Fuentes del sindicato de regantes del Tajo-Segura explicaron ayer que el agua se bombea de forma que los regantes alicantinos y murcianos reciban unos 38 hectómetros al mes.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital