Los ecologistas reiteran sus críticas al estado del bosque de ribera del Umia

El Colectivo Ecoloxista do Salnés realizó ayer en Pontearnelas su inspección de primavera en el río Umia, y los resultaron fueron similares a los obtenidos en la de otoño. Las analíticas químicas y de biodiversidad de las aguas se encuentran dentro de los rangos normales, pero el bosque de ribera continúa en mal estado. “En algunas zonas próximas a Pontearnelas incluso ha desaparecido por completo, y lo peor es que no vemos que haya ningún plan para restaurarla”, manifestó ayer la presidenta de los ecologistas, Marta Lois.

 

ecologistas-reiteranLos ecologistas en la zona de Pontearnelas. / Iñaki Abella

 

“El bosque de ribera forma parte del río, y es muy importante para el mantenimiento de su ecosistema”, añade Lois, al ser un regulador de la temperatura del agua del río y ofrecer cobijo a las especies animales. Además, evita la erosión, y su ausencia “está creando pasillos por los que penetran especies alóctonas (que no son originarias de la zona), como algunos tipos de acacias o plantas de acuario”.

Por ello, los ecologistas instan a la administración a poner en marcha un plan para la recuperación de la vegetación y los árboles típicos de la ribera del Umia. Se trata de una vieja reivindicación de este colectivo, que denunció en más de una ocasión los desbroces realizados cuando se abrieron las pistas de senderismo del Umia, y que según ellos fueron excesivos.

Leer artículo completo en diario FARO DE VIGO