Los desmanes de la mayor mina europea de cobre a cielo abierto

En un momento en el que la Junta de Andalucía quiere relanzar la minería, desde la justicia llega otro tirón de orejas a la multinacional que se dedica a explotar en la comunidad uno de los yacimientos de cobre más importantes de Europa: Las Cruces, ubicado en los municipios sevillanos de Gerena, Guillena y Salteras. 

 

1392901834_648213_1392929523_noticia_grandeVista aérea de Las Cruces. / PACO PUENTES

 

La fiscalía especializada en delitos medioambientales ha pedido que tres directivos y exdirectivos de la compañía sean condenados a cinco años y medio de cárcel cada uno por haber dañado un acuífero.

La fiscal Yolanda Ortiz les acusa de los delitos de daños al dominio público y contra el medio ambiente. Además pide para cada uno tres años de inhabilitación, y solicita que paguen casi 650.000 euros. Cobre Las Cruces SL, del grupo First Quantum, debería responder subsidiariamente de las indemnizaciones.

Esta explotación está considerada la mayor mina de cobre a cielo abierto de Europa en activo. La veta que se explota tiene una elevada ley, que es el porcentaje de cobre que se logra por tonelada de mineral. La media del sector ronda el 1%, y la mina sevillana está en el 6%. Pero existe un problema: la veta está en mitad de un acuífero, el Niebla-Posadas, “del que se abastecen diversas poblaciones de la provincia de Sevilla”, apunta la fiscalía. Para preservar estas aguas la concesión que la Administración dio a la empresa incluía un listado de condicionantes. Pero la sociedad las incumplió de forma sistemática cuando inició los trabajos para llegar al mineral, según el criterio de la fiscalía y del Juzgado de Instrucción 19 de Sevilla.

Leer artículo completo en diario EL PAIS