Las Plataformas del Tajo, muy críticas con el Plan de cuenca

Como una «tomadura de pelo» para Castilla-La Mancha calificaron ayer los responsables de las Plataformas del Tajo y del Alberche y de la Asociación de Municipios Ribereños, el borrador del Plan de Cuenca del Tajo, presentado por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

 

cala de Entrepeñas

El presidente de la Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía, Antonio Luengo, y los portavoces de las plataformas en defensa del Tajo en Toledo y en Talavera de la Reina, Alejandro Cano y Miguel Ángel Sánchez, respectivamente, quisieron mostrar su desacuerdo con este plan de forma conjunta y anunciaron que recurrirán a Bruselas para que «el río no desaparezca».

Indicaron que lejos de que se haya acabado la guerra del agua con las comunidades del Levante, lo que se pretende con el plan es blindar el trasvase y todo el borrador está pensado para el abastecimiento a las cuencas del Júcar y el Segura.

Describieron un panorama desolador para Castilla-La Mancha si este plan de cuenca sale adelante y reclamaron al PP y al Gobierno regional que se dejen de triunfalismos con lo conseguido porque «la guerra va a continuar».

Aunque reconocieron que no conocen los detalles del memorando firmado por Valencia y Murcia con el Ministerio, los responsables de las plataformas aseguraron que es «muy peligroso» porque establece una cesión definitiva de derechos del agua a los regantes del Levante, que ha sido una de sus aspiraciones, y porque «abre al mejor postor» el agua del Tajo.

Tampoco están conformes con el caudal ecológico asignado al río a su paso por Aranjuez, Toledo y Talavera, ni con la reserva mínima de 400 hectómetros cúbicos en los embalses de cabecera, y reclaman 1.000 hectómetros cúbicos.

Incluso criticaron a las organizaciones agrarias, como Asaja, que han considerado positivo este plan, al considerar que lo hacen por «seguidismo político».

«Poco sensato»

Después de conocer estas denuncias de las plataformas, el portavoz del Gobierno regional, Leandro Esteban, aseguraba que era «poco sensato» que los municipios ribereños y las plataformas de defensa del Tajo estudien denunciar el borrador del plan de cuenca de ese río porque sería «recurrir contra los intereses de Castilla-La Mancha».

Y argumentó que en ese borrador se ha conseguido una reserva estratégica del doble de hectómetros cúbicos, hasta los 400, además de devolver el río a Talavera y establecer nuevos caudales ecológicos o aumentar los existentes, algo que hasta ahora no se había logrado.

Y lamentó el consejero que sea ahora cuando muestran sus protestas y no lo hicieron antes cuando el río tenía menos caudal y la reserva estratégica era la mitad.

ABC