Las lluvias extienden el camalote por el Guadiana

Las inundaciones del río Guadiana por las copiosas lluvias del último mes han llevado al dañino camalote superviviente del pasado año hasta más allá de la presa de Montijo, cuando hasta ahora estaba confinado entre Don Benito y Mérida, y se prevé que se reproduzca y que llene nuevas zonas en las Vegas Bajas.

PLAGA CAMALOTEResponsables de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) y de la organización conservacionista “Adenex” han dicho a EFE que las masas de agua han hecho que el camalote, una planta acuática tropical invasora y que causa graves daños medioambientales y económicos, desborde el límite de Mérida y que ya haya llegado a las Vegas Bajas del Guadiana.

El ingeniero forestal y experto en especies invasoras de la CHG Nicolás Cifuentes ha informado de que las inundaciones han sido buenas porque “lo más gordo lo han quitado” en las zonas donde estaba pero que también han sido malas ya que “lo han extendido” aguas abajo de el embalse de Montijo.

Ha explicado, no obstante, que las previsiones para este año son similares a las de años anteriores a la espera de que suban las temperaturas y se detecten el crecimiento de las “manchas” de camalote, y que se le vigila constantemente.

Por esto, según Cifuentes, la CHG trabaja para contener el camalote especialmente en la zona de Montijo, sobre todo aguas arriba.

Volverán las barreras

M.AMBIENTE-GUADIANALa Confederación ha desmontado las barreras que hasta ahora ceñían a la planta a determinadas zonas y que se volverán a instalar donde se detecten los brotes, a lo que ha agregado que ahora se extraen del río “pequeñas cantidades”. “La situación es ahora la de todos los años en primavera, pequeñas cantidades distribuidas a lo largo del cauce, donde hay gente recogiéndolas”.

También ha dicho que en 2012 el Gobierno invirtió unos 780.000 euros en la lucha contra el camalote en Extremadura y que para este año se prevé la adjudicación de una obra, por importe de 1,5 millones, para la dotación de barreras y maquinaria, entre otras cuestiones.

“Mala noticia”

A su vez, el director técnico de “Adenex”, Antonio Gentil, ha explicado a EFE que el desbordamiento de los ríos y los desembalses “masivos” de las presas del Guadiana los restos de camalote del pasado año hayan ido río abajo y que haya “rebasado” la presa de Montijo y que llega a Badajoz, “si no más allá de nuestras fronteras”.

Se trata, a su juicio, de “una mala noticia” y se que se prevé que, con la llegada del calor, se reproduzca la “explosión” del camalote que hubo el año pasado con la nueva aparición de “auténticas praderas”.

Ha señalado que la erradicación del camalote es “imposible” por su agresividad reproductiva y la dificultad de detectarlo cuando está latente, y que, en este sentido, afecta ya a todos los continentes.

Según Gentil, los daños que provoca esta planta son notables porque perjudica al medio ambiente, en concreto a las especies vegetales y de la fauna autóctona, y también a la economía ya que tapona los sistemas de riegos agrarios.

Por otro lado, el técnico de la CHG ha señalado que también se trabaja en la lucha contra otras especies invasoras como el menúfar maxicano en río Guadiana a su paso por el tramo urbano de Badajoz; el “pez chino”, o “pseudorasbora parva”, en río Alcollarín; y el “mejillón cebra” en el Guadiana, donde aún no se ha detectado pero cuya posible presencia se vigila.

EFEverde