Las cuentas del agua, eficaz herramienta para fijar la recuperación de costes en la cuenca del Guadalquivir

La sede de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en Sevilla ha acogido hoy la presentación del proyecto SYWAG (System of Water Accounting in the Guadalquivir River Basin), aplicación en la demarcación del Guadalquivir del sistema europeo SCAE-Agua de contabilidad hídrica para las cuencas de los países miembros.

 

Presentación del SYWAG en la sede de la CHG en Sevilla

 

Las conclusiones del estudio confirman al SYWAG como una herramienta analítica muy relevante para la planificación hidrológica. En concreto, en lo que se refiere al régimen económico de los usos del agua y a la estimación del principio de recuperación de costes de la cuenca, recogido en la Directiva Marco de Agua (DMA).

El pasado año, la cuenca del Guadalquivir fue elegida por la Comisión Europea para implementar el sistema SCAE-Agua, metodología que consiste en organizar la información física y económica del agua, utilizando conceptos, definiciones y clasificaciones estandarizadas para analizar la interacción entre el agua y el sistema económico. Para tal fin, se creó un grupo de trabajo liderado por la Universidad de Córdoba, que ha desarrollado este sistema en la cuenca para el período 2004-2012. Durante los doce meses que ha durado la investigación, el equipo ha realizado una exhaustiva recopilación de datos (ambientales y económicos) y ajustado la información a la metodología de tablas SCAE-Agua, para realizar la caracterización de la cuenca.

Los resultados obtenidos han confirmado que el sistema de Cuentas del Agua SCAE-Agua es una herramienta útil para estudiar el impacto agregado de la evolución de las condiciones del entorno natural (sequías, irregularidades en lluvias) y cambios en los agentes económicos (medidas de ahorro de agua, fiscalidad ambiental, aumento de costes),que han posibilitado la determinación, entre otros aspectos, del principio de recuperación de la cuenca. De la misma forma, se demuestra que es un eficaz sistema para el intercambio del conocimiento y la puesta en común de técnicas, definiciones y métodos en la aplicación de la DMA en las distintas cuencas de la UE.

Durante el transcurso de la presentación, el grupo de trabajo agradeció la participación de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), que ha dotado al proyecto de las máximas garantías, facilitando la información física y económica requerida de la cuenca.

Junto a la CHG, el SYWAG ha contado con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, así como de asociaciones como FERAGUA, ASA y WWF.

Aunque la implementación de las cuentas del agua no es aún obligatoria a nivel europeo, el SYWAG posiciona al Guadalquivir entre las cuencas satélite pioneras en contabilidad del agua, uno de los retos de la nueva planificación hidrológica. Las conclusiones del estudio se incorporarán a la revisión del Plan Hidrológico, actualmente en consulta pública.

 

IMPORTANCIA PARA LA PLANIFICACIÓN HIDROLÓGICA
Promovida por organismos internacionales, como la Comisión Europea, la contabilidad del agua pretende ser una herramienta clave para la planificación hidrológica, ya que la información que arroja esta implementación (cómo se intercambia el agua entre el Medio Ambiente y el sistema económico, cómo se distribuye en el medio natural o cómo se asigna el recurso entre los diferentes usos) supone una información de gran valor, no sólo como modelo para homogenizar las cuentas del agua en otras cuencas, sino para la adaptación o reformulación de los actuales planes hidrológicos de las demarcaciones.

Cabe destacar que el sistema SCAE-Agua ofrece un marco de normalización único y compatible con las cuentas nacionales (sistema de estadísticas normalizado que brinda una visión global de los aspectos económicos de los países), pero cuya implementación en la Unión Europea requiere de su adaptación a los instrumentos de planificación impuestos por la Directiva Marco de Agua.

CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL GUADALQUIVIR