Las Cortes de Aragón reiteran su “oposición frontal a cualquier trasvase del Ebro”

Las Cortes de Aragón han aprobado este jueves, en sesión plenaria, su “oposición frontal a cualquier trasvase del Ebro” al aprobar por unanimidad una proposición no de ley del Grupo del PAR. La mayoría PP-PAR ha rechazado una iniciativa de CHA, que pretendía reprobar a la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, por defender el trasvase.

 

2014_2_27_p1uMmOZKkF606OwTRORLL1Alfredo Boné en su intervención

 

El portavoz del PAR, Alfredo Boné, ha defendido la proposición no de ley aprobada, que señala que el trasvase compromete “de manera inasumible” un recurso “fundamental” para el futuro de Aragón, porque las transferencias de agua no se ajustan a la gestión eficiente del agua y respetuosa con el principio de unidad de cuenca y por ser “insostenible”.

Asimismo, el Parlamento autónomo ha reafirmado la necesidad de “hacer valer” las competencias que el Estatuto de Autonomía y la legislación otorgan a la Comunidad Autónoma “en defensa de sus intereses”, ha rechazado cuantas manifestaciones de dirigentes públicos “amparen o respalden” un posible trasvase del Ebro y ha pedido al Gobierno de Aragón que solicite al central que descarte “cualquier posibilidad de trasvase del Ebro” en el futuro pacto nacional del agua y en el nuevo Plan Hidrológico Nacional.

Alfredo Boné ha criticado las declaraciones de Cospedal y las del consejero murciano de Agricultura, Antonio Cerdá, quien ha planteado que algunas comunidades de regantes del Ebro puedan vender parte de sus concesiones. “No va mal encaminado, la tubería ya la tienen”, ha lamentado el portavoz del PAR.

Boné ha dicho que en Levante “ya están organizándose porque la tubería ya está puesta en una buena parte del trayecto”, añadiendo que mediante la Ley de Evaluación Ambiental, la directora general del Agua, Liana Ardiles, “podría aprobar” la transacción de aguas entre unos y otros usuarios.

Ha dejado claro que el “fantasma” del trasvase no está “cerrado” y las expectativas generadas tampoco están “olvidada”, agregando que Aragón no debe “dejar de luchar” contra la transferencia de aguas.

Leer artículo completo en diario LA INFORMACIÓN