La sequía obliga a replantear el mapa de cultivos y apostar por la I+D+i

La escasez de agua en el campo anima al sector agropecuario a poner en marcha medidas para el uso sostenible y eficiente de los recursos

La actual sequía urge a abrir un debate nacional, amplio, despolitizado, sobre el agua en el que, entre otros, se plantee continuar la modernización de regadíoscambiar el mapa de cultivos apostar por I+D+i (Investigación, desarrollo e innovación), incluyendo la adopción de nuevas variedades vegetales más adaptadas a las condiciones climáticasactuales y de futuro, según diversos representantes del sector agrario.

Fuentes de las organizaciones agrarias Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias consultadas por EfeAgro coinciden en que es urgente solventar los problemas cíclicos de escasez de agua en el campo y poner en marcha medidas para su uso sostenible y eficiente, sin perder de vista la función social de la agricultura, del regadío, en el ámbito rural.

Todos los datos (temperaturas elevadas, escasas precipitaciones, estado de los embalses…) apuntan a que España atraviesa su segundo año de sequía y que si 2018 no viene acompañado de lluvias -no torrenciales, más perjudiciales que beneficiosas para el campo- los problemas se agudizarán.

Leer artículo completo en LA VANGUARDIA