La sentencia por la depuradora de Moaña descoloca a la Xunta

Augas de Galicia, condenada por el TSXG, afirma que desconoce el fallo

 

(lavozdegalicia) El ente público Augas de Galicia, adscrito a la Consellería de Medio Ambiente, declinó ayer valorar la reciente sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) -cuyo resumen fue publicado en la edición de ayer de La Voz- y en la cual se establece que la depuradora de Moaña fue construida en un terreno privado y sin previa expropiación, como es preceptivo. El fallo obliga a la Xunta a incoar, con efectos retroactivos, un procedimiento expropiatario sobre una parcela privada de 4.300 metros, que fue ocupada indebidamente para levantar la depuradora de Moaña, hace más de diez años.

Aunque se mantendrá el funcionamiento de la instalación de aguas tal cual está ahora, en la práctica supondrá el pago de una cifra expropiatoria al vecino-propietario de la zona que presentó la demanda por ocupación de su finca privada, además de aumentarse con un recargo del 25% e intereses de demora. El demandante pide cerca de 87.000 euros, peritados por una agencia de tasación, argumentando que su parcela fue apoderada indebidamente y sin contraprestación alguna -y así lo reconoce el fallo judicial- por el ente Augas de Galicia. Con todo, el precio final principal lo pondrá finalmente el tribunal de justiprecio.

El ente autónomo explicó lacónicamente ayer que aún no han recibido la notificación de la sentencia del TSXG y que, por lo tanto, no harían valoraciones sobre el fallo hasta disponer de una copia, quizá la semana próxima. Augas de Galicia añadió que podría ser por un problema de registro general en el edificio central de San Caetano en Santiago, y por las demoras propias de los envíos internos, para justificar el hecho de no haber recibido la notificación del fallo, que sí ya había obtenido la parte actora.

El asunto de fondo es que el TSXG ha condenado a Augas de Galicia, solo con posibilidad de recurso extrordinario de casación en interés de ley (de presentarse, en su caso, no variará el fondo del fallo, solo valdrá para depuración jurídica), a pagar una indemnización al vecino. Existía un convenio entre Augas de Galicia y el Concello para combinarse en la expropiación y el pago de las indemnizaciones. El ente gallego podría repetir contra el Concello.