La “sed” de los embalses

Los niveles en La Bolera y El Rumblar son bajos, según la CHG.

 

embalse-de-giribaile

La ausencia de precipitaciones de las últimas semanas se deja sentir en los embalses de la provincia, que apenas llegan a la mitad de su capacidad. Según los últimos datos registrados por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, se encuentran al 46,75%, lo que supone 1.086,9 hectómetros cúbicos de agua embalsada frente a los 2.324,8 de la que es su aforo total.

Un dato inferior con respecto a 2016, puesto que la misma semana del pasado año se situaban en los 1.284 hectómetros cúbicos, lo que suponía un 55,98%. La diferencia es mayor, aún, si se echa la vista atrás una década. Así, en ese caso la cantidad de agua embalsada era de 1.339 hectómetros cúbicos; en total, el 57,57% de su volumen, lo que supone una variación muy escasa.

Si se compara con otras provincias ubicadas en la demarcación geográfica del Guadalquivir, la de Ciudad Real supera la cantidad embalsada por Jaén en cuanto a porcentaje, con un 63,31 por ciento, pero con un volumen en cuanto a hectómetros cúbicos mucho inferior (75 de los 118,6 a los que asciende su capacidad). En el caso de Córdoba, que es la que mayor volumen de agua embalsada tiene de toda la cuenca, está en los 1.723,9 hectómetros cúbicos de los 3.411,9 que puede albergar, lo que supone un 50,53% del agua que podría albergar. Huelva, por su parte, es la que cuenta con un porcentaje superior, que se sitúa al 80,2%, con un volumen total de 243,74 de sus 303,9 hectómetros cúbicos ya completos.

Leer artículo completo en Diario Jaén