La naturaleza salva de nuevo las Tablas de Daimiel

Tras una “enfermedad crónica” que a punto estuvo de sentenciar su muerte, “la naturaleza da hoy una segunda oportunidad” a las Tablas de Daimiel, cargadas de agua y de vigor para enfrentarse, según el director del Parque Nacional, Carlos Ruiz, a otra temida amenaza, la contaminación. Con más de 400.000 hectáreas y 75 lagunas, la Reserva de la Biosfera de La Mancha Húmeda constituye el más amplio humedal continental de toda Europa, con uno de sus buques insignias en el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel.

 

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel / EFE

 

Décadas de desecación, de conversión en regadío, de sobreexplotación del acuífero, de ausencia de inversiones básicas y de proliferación de industrias, entre otros factores, provocaron en el año 2009 la autocombustión de las turbas, que a punto estuvo de originar un incendio generalizado del subsuelo y con él la desaparición total del humedal.

Pero las lluvias llegaron, también el control de las extracciones para la agricultura, y con ellas la asombrosa e inesperada inundación del parque; “es como si la naturaleza nos hubiera dado una segunda oportunidad”, ha explicado su director.

Leer artículo completo en diario DIARIO DE NAVARRA