La Mesa Provincial del Agua apuesta por recuperar la toma de Cortes de Pallás en la conducción Júcar-Vinalopó

La Mesa del Agua ha acordado solicitar la recuperación de la toma de Cortes de Pallás para la conducción Júcar-Vinalopó por considerar que los costes energéticos serían inferiores a los de la toma de Azud de la Marquesa y el agua de mayor calidad. Esta propuesta se incluye, junto con otras consideraciones, en el documento de alegaciones elaborado por este órgano provincial respecto a la propuesta de ‘Proyecto de Plan Hidrológico e informe de sostenibilidad ambiental’ del proceso de planificación de la demarcación del Júcar que se presentará a la Confederación Hidrográfica de dicha cuenca.

 

????????????????????Mesa del agua.

 

Los miembros de la Comisión se han reunido esta mañana en el Palacio Provincial para aprobar el texto final, tras el periodo de consulta pública del procedimiento, que publicó el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en el BOE el pasado 7 de agosto sobre la resolución de la Dirección General del Agua.

La presidenta de la Diputación de Alicante Luisa Pastor ha dado a conocer, tras la reunión, los puntos centrales del documento de alegaciones que han elaborado los expertos provinciales y que se ha votado a favor por parte de todos los miembros, excepto por el alcalde de Villena que se ha abstenido. Pastor ha estado acompañada por el catedrático de la Universidad de Alicante Antonio Gil-Olcina y por el director general del Agua de la conselleria de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua José Alberto Comos.

Entre los acuerdos a los que han llegado los miembros de la Mesa Provincial del Agua destaca la necesidad de solucionar con urgencia el problema de sobreexplotación en el Vinalopó y L’Alacantí. En este sentido, han determinado, como ha concretado la Presidenta, que del aprovechamiento de estos recursos depende el abastecimiento de más de un millón de habitantes y el riego de más de 50.000 hectáreas dedicadas a cultivos de hortalizas, frutales y uva de mesa, que tienen una amplia trascendencia social y económica para la provincia por su vertiente exportadora.

Luisa Pastor ha agradecido la dedicación de los expertos que integran esta comisión y ha resaltado que han trabajado con seriedad y rigor científico en la elaboración de las alegaciones, todas ellas bien argumentadas y realizadas de manera constructiva.

La presidenta de la institución provincial ha puntualizado que estamos ante un proyecto clave y somos conscientes de la importancia de que la provincia de Alicante tenga una voz fuerte, firme y clara en la planificación hidrográfica. Como territorio deficitario de agua dedicamos especial atención a su uso y, ya sea para regadío o abastecimiento, el trasvase Júcar-Vinalopó es básico y fundamental para nuestro desarrollo, para nuestro día a día y, si me apuran, para nuestra supervivencia.

El documento ratificado contempla, fundamentalmente, cuatro ejes primordiales que se concretan en la importancia de incorporar la toma de Cortes de Pallás, en la solución a la sobreexplotación de los acuíferos del Vinalopó y L’Alacantí y en la incorporación de las masas de aguas subterráneas compartidas, así como en otras consideraciones específicas.

El primero de los puntos se centra en exigir la recuperación de la toma hídrica de conducción desde Cortes de Pallás con la finalidad de que el coste para los agricultores, tal y como se acordó mediante convenio entre los usuarios en 2002, se fije en 0,081 y 0,126 euros por metro cúbico, frente al precio propuesto por Aguas del Júcar con la toma desde Azud de la Marquesa en marzo de 2006 y que se estipula en 0,19 euros por metro cúbico, sin acuerdo de los interesados. El nuevo trazado con toma en Cullera, aprobado en esa fecha, imposibilita, en la actualidad, los aportes a la cuenca del Vinalopó de agua para abastecimiento, fundamentalmente por razones de calidad, lo que influye negativamente en los costes que soportaría el regadío. Se corre el riesgo, según los expertos provinciales, de tener una infraestructura terminada sin usuarios y la inviabilidad económica de la propuesta.

Además, con la simulación realizada posteriormente de posibles tarifas en mayo de 2010, el coste ascendería a 0,27 €/m3 para regadío y en abastecimiento oscilaría entre los 0,40 y los 0,46 €/m3.
La Mesa Provincial del Agua estima que la eficiencia energética de la instalación de bombeo en Cortes de Pallás es superior a la solución planteada desde Azud de la Marquesa y también que la primera solución tiene una capacidad adecuada que posibilitaría una explotación racional y sostenible de la infraestructura, así como una reducción de los costes de inversión por metro cúbico trasvasado.

Respecto al segundo punto clave de las alegaciones, se concluye que la sobreexplotación de acuíferos constituye uno de los mayores problemas ambientales que padece la Comunitat Valenciana y que su solución requiere alternativas que resulten viables y asumibles en términos de coste, calidad y cantidad por todos los usuarios. Sólo mediante una toma adecuada de la transferencia Júcar-Vinalopó, tal y como establecen las apreciaciones realizadas por el órgano, se podrá aportar una solución a este problema de sobreexplotación que padece el sistema Vinalopó-L’Alacantí.

El tercer aspecto relevante se concreta en la importancia de que el plan contemple las masas de aguas subterráneas compartidas. Así mismo, el documento final también incluye otras consideraciones específicas que se suman a estos tres ejes fundamentales.

Entre estos cambios destaca que se contemplen los usos urbanos y agrarios en la Marina Alta, que se incluya la Marina Baixa en el nombre del proyecto y que los futuros crecimientos de los núcleos urbanos de L’Alacantí y la Marina Baixa, especialmente en periodos de sequía, se puedan atender a través de la desalinizadora de Mutxamel.

DIPUTACIÓN DE ALICANTE