La legionelosis, una enfermedad más alarmante que letal.

Desde 2002 se han producido seis fallecimientos, uno en el hospital municipal de Écija, cuatro en el Hotel Macarena de Sevilla y el actual en Osuna

 

 

Imagen de la bacteria.

(abc/sevilla) Sus brotes son frecuentes pero su letalidad incide especialmente en personas mayores con patologías previas. La Legionelosis es una enfermedad que se trasmite por agua contaminada con la bacteria Legionella pneumophila, y aparece en dispositivos y sistemas con agua a determinada temperatura.

Osuna ha registrado el último caso de contaminación, con tres personas afectadas, una de las cuales, una anciana de 84 ha fallecido. Todas las fuentes y puntos de riesgo del municipio han sido clausuradas.

 

Cuatro fallecidos en el Hotel Macarena

El caso más reciente en el tiempo se situa en el brote que que se registró en verano del 2009 en el Hotel Macarena de Sevilla, que causó la muerte de cuatro personas y afectó al menos a quince. Ocho personas se encuentran imputadas en este caso, entre ellas el director del establecimiento hotelero, así como miembros del equipo de mantenimiento del propio hotel y de empresas que trabajaban para el mismo. En estos momentos, el cierre de la instrucción del caso se ha retrasado al solicitar la Fiscalía en julio de este año una nueva prueba forense a las personas que resultaron afectadas.

 

Un anciano fallecido en Écija

Otra cepa de legionela se desarrolló en diciembre de 2002 en el hospital municipal San Sebastián de Écija, en donde cundió la alarma al emperorar de su enfermedad respiratoria un anciano de 77 años, que fue trasladado al Hospital de Nuestra Señora de la Merced de Osuna, en el que falleció y se determinó que la causa fue legionelosis. Doce pacientes más considerados de riesgo fueron trasladados de Écija a Osuna.

El pasado año, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía condenó a la Junta y al Ayuntamiento astigitano por esta muerte. En su sentencia, el TSJA consideró que los hijos y herederos de la víctima tenían que ser indemnizado por un mal funcionamiento de la administración, a pesar de que el director del centro hospitalario fue absuelto en 2007.

En este caso, según el Alto Tribunal, el Hospital debía haber adaptado sus instalalaciones de agua sanitaria al Real Decreto de 2001, para prevención y control de la legionelosis. Sin embargo, en febrero de 2001 y septiembre de 2002, las inspecciones realizadas por la Junta dieron como resultado que la temperatura del agua no alcanzaba los 50 grados centígrados exigidos.

 

Foco sin víctimas en Santiponce

Afortunadamentesin víctimas se ha saldado un foco de legionella detectado en una inspección rutinaria de Sanidad en junio de este año en el circuito interno de distribución de agua del pabellón deportivo municipal de Santiponce.

 

Para ampliar conocimientos sobre Legionella pinchar AQUÍ