La Junta pide a Cañete un cambio del plan hidrológico del Guadalquivir

La gestión del agua le está dando más de un dolor de cabeza al ministro Miguel Arias Cañete. Tres comunidades gobernadas por el PP, Castilla-la Mancha, Valencia y Murcia, han planteado objeciones a los planes de cuenca. Una oposición que se une al rechazo mostrado en diciembre por Andalucía al plan hidrológico del Guadalquivir en el Consejo Nacional del Agua por entender que no tenía nada que ver con el consensuado en 2010 y por limitar las competencias autonómicas.

 

 

Vista aérea de los cultivos al margen del río Guadalquivir. / García Cordero – EL PAIS

Vista aérea de los cultivos al margen del río Guadalquivir. / García Cordero – EL PAIS

El consejero de Agricultura, Luis Planas, aprovechó su comparecencia de este martes en el Parlamento para reclamar del Gobierno un debate sobre la administración del agua “alejado de la confrontación política” y con la participación real de las comunidades. La Junta critica que no tenga representación en el órgano que decide el agua de la que disponen los diferentes sectores económicos, y cuente con una participación minoritaria en otros órganos como la Junta de Gobierno, el Consejo del Agua o el Comité de Autoridades Competentes, donde Andalucía, pese a consumir el 98% del agua, tiene un solo representante, al mismo nivel que Murcia, que consume el 0,1% de los recursos.

Planas plantea un cambio del plan hidrológico del río y justificó la negativa de la Junta al propuesto por el Gobierno por haberse eliminado la mayor parte de las medidas para lograr una mayor eficiencia en el uso y la obligatoriedad de inscribir los derechos de las zonas regables. Además, censura la supresión de las medidas restrictivas en cuanto a la limitación de las dotaciones y que se condicione la modernización de los regadíos a la voluntad del concesionario. El plan está pendiente de aprobarse por el Consejo de Ministros y publicarse en el BOE, pero el consejero avanzó que, si no hay rectificación, la Junta planteará medidas para la gestión de la cuenca.

Al rechazo de la Junta se une también el de la Comisión de Aguas de Doñana que, el pasado día 23 de enero, mostró su voto negativo al plan del Guadalquivir por considerar que no garantiza la supervivencia del espacio natural.

Fuente: EL PAIS