“La huella hídrica sirve para concienciar a la gente sobre el consumo de agua”

Juan Angulo, técnico encargado de desarrollar el proyecto de cooperación interregional WATER CoRe, que se inició hace tres años y que ahora está a punto de finalizar, es un experto en huella hídrica, un concepto que nació en el año 2003 en Holanda y que cada vez se está popularizando más.

Juan Angulo, en una imagen tomada el Día Mundial del Agua en Zaragoza. DIARIO TERUEL

Juan Angulo, en una imagen tomada el Día Mundial del Agua en Zaragoza. DIARIO TERUEL

– ¿Qué es la huella hídrica?

– La podemos definir como el total de agua usada para producir un producto. Es un indicador del uso de agua dulce tanto directo como indirecto de un consumidor o producto. Se puede considerar que es un indicador global de la apropiación de los recursos de agua dulce. Tiene tres componentes, azul, verde y gris, y cada uno de ellos está especificado tanto geográfica como temporalmente. Por ejemplo, el pienso procede del maíz que ha crecido en un campo, esa sería su situación geográfica, y para crecer ha necesitado un agua durante un tiempo determinado. Una vez cosechado se ha llevado a una fábrica para convertirlo en pienso. La huella hídrica azul es el volumen de agua superficial o subterránea evaporada o incorporada al producto, en el caso del maíz todo el agua que usamos para regar sería huella azul. La verde es el agua de lluvia evaporada o incorporada al producto. Un cultivo de secano sí consume agua, pero procede de la lluvia. La gris es el volumen de agua que necesitaríamos para que la carga contaminante que le echamos no sobrepase la contaminación natural. Si al cultivo le echamos fertilizantes en exceso eso supone una contaminación que llegará a los ríos y aguas subterráneas.

– Habla de huella hídrica directa e indirecta, ¿podría detallarlas?

– La directa es el volumen de agua dulce consumida o contaminada por acciones propias. Es el consumo directo. La indirecta es el volumen de agua consumida o contaminada para producir todos los bienes y servicios que forman parte de la producción, de la cadena de suministro.

– ¿La visión que se obtiene es bastante general no?

– Sí, y nos da una perspectiva de cómo las acciones de una persona o un país tienen repercusión. Además se puede calcular para un consumidor, para el proceso de fabricación, de un producto, para un área geográfica…

– ¿Cómo se calcula?

– El concepto lo introdujo en 2003 Arjen Hoekstra es el holandés que lo introdujo. Cuanto más grande es lo que te propongas calcular los datos serán menos precisos, más estadísticos, en cambio si te centras solo en un producto vas a ser mucho más preciso. Hoy por hoy para hacer el estudio no hay un protocolo cerrado que marque los pasos para el cálculo, es un proceso abierto que se irá cerrando a medida que haya más estudios.

– ¿Para qué sirve calcular esta huella hídrica?

– Es un indicador muy útil para concienciar a la gente sobre el consumo del agua pero también permite mejorar la gestión de los recursos hídricos. Una vez que hemos visto en cada fase del proceso dónde se consume el agua podemos reducir el gasto en una de las fases, también ayuda mucho a la hora de gestionar conocer el consumo de agua asociado a los diferentes productos o servicios. Por ejemplo para hacer un folio necesitamos diez litros de agua, si la gente sabe esta información es posible que no gaste más de los necesarios.

Diario de Teruel