La eficacia de la EDAR de Algeciras, deslucida por los vertidos

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Isla Verde, en Algeciras, funciona a pleno rendimiento desde la asunción de su titularidad por parte de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, cedida por la Junta de Andalucía, en agosto de este año

 

(andaluciainformación) La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Isla Verde, en Algeciras, funciona a pleno rendimiento desde la asunción de su titularidad por parte de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, cedida por la Junta de Andalucía, en agosto de este año. La empresa Aqualia abrió meses atrás un proceso de asignación de personal en la planta en el que se situó a unas 15 personas en las labores de depuración.

Prácticamente todos, tanto partidos políticos como ecologistas, valoran positivamente hasta ahora el funcionamiento de la planta, aunque coinciden en lamentar un hecho constatable, que la EDAR se ve imposibilitada para cumplir su función completamente por los problemas evidentes -y reconocidos por parte del Equipo de Gobierno- en las estaciones de bombeo que envían el agua a la EDAR.

Y es que el problema de los colectores provoca atascos en esos sistemas de bombeo que impiden a las aguas residuales llegar hasta la EDAR para su depuración.

El motivo, según explicó el colectivo ecologista Agaden, es que en determinadas zonas de la ciudad se produce una mezcla de aguas pluviales y fecales como consecuencia, por un lado, de las propias deficiencias de la red, y por otro de las acciones indebidas de algunos usuarios.

Así, se da el caso de que en distintas barriadas, como El Cobre, La Perlita, Aguamarina y gran parte de la zona baja vierten directamente sus aguas residuales en el Río de la Miel. En algunos casos por la ausencia de colectores, en otros, por el mal estado de los mismos, hallamos vertidos de fecales especialmente molestos para la ciudadanía, como el que provoca los malos olores en el lugar que antiguamente ocupaba la popular playa de Los Ladrillos.

Zonas como la barriada de la Cuesta del Rayo, San Bernabé, Las Colinas, e incluso San José Artesano o El Rinconcillo, donde también se producen vertidos cerca del Acceso Norte, se ven también afectadas por este fenómeno de no depuración de aguas.

Por lo tanto, y según los cálculos de Agaden, con los que coincide el Partido Andalucista, un 35% de las aguas residuales de Algeciras sigue sin llegar a la depuradora de Isla Verde.

Ello convierte en estériles los esfuerzos del equipo de Gobierno por modificar las tasas aprobadas inicialmente por el PSOE  para generar en los usuarios un ahorro del 25%, puesto que, para muchos ciudadanos, pagar la cuarta parte de un servicio que no se les presta es igual de molesto que pagar su totalidad.

Ante toda esta problemática, el portavoz de la organización ecologista Agaden, Juan Antonio Carrasco, manifestaba esta semana en las líneas de VIVA CAMPO DE GIBRALTAR que “Algeciras, con los habitantes que tiene, debería tener canalizaciones no mezcladas de pluviales y fecales y depurar el 100% de sus aguas”.

Ante esto, aboga por “desarrollar un proyecto integral para tratar todas las aguas sucias de Algeciras”.

También el Partido Andalucista, a través de su portavoz, Hermenegildo González, incidió en que “el funcionamiento de los colectores que tanto se están demandando es lo que provoca que muchas partes de Algeciras sigan teniendo seras dificultades”.

En la misma línea iban las declaraciones de Antonio Delgado, de Izquierda Unida, quien resaltó que “después del gran esfuerzo en infraestructuras” que ha supuesto la EDAR, “para evitar se viertan aguas fecales al mar directamente hay que continuar en ese tema con el sistema de colectores”.

Antonio Delgado abogó por que “con el esfuerzo de todos” se ponga sobre la mesa una solución, “si no a corto plazo, a medio plazo. No es de recibo que a estas alturas el sistema de saneamiento no sea separativo y se mezclen aguas pluviales y fecales”. Agregó el edil izquierdista que “tenemos una instalación de nueva generación, pero no tenemos capacidad de llevar allí todas las aguas”.

Independientemente del problema de las tasas ciudadanas, el alcalde, José Ignacio Landaluce, está ejerciendo presión sobre la Autoridad Portuaria para que el Consistorio no tenga que pagar una tasa por la presencia de la EDAR en suelo portuario.

En el último consejo de administración, en el que el primer edil se quedó de pie por no estar de acuerdo con el lugar que tenía asignado, propuso dejar el asunto sobre la mesa, al existir un precedente judicial que daba la razón al Ayuntamiento, porque la EDAR, por construirse con un fin ambiental, estaría exenta de pagar esas tasas.

Actividad

La Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar maneja ya los primeros datos sobre la actividad, al 100% de rendimiento, de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Algeciras.

Según detallaron fuentes del ente mancomunado, un informe recoge que desde el pasado 27 de agosto, momento en que oficialmente comenzó la operatividad plena de la planta con la Mancomunidad como titular y Aqualia (socio privado de la Empresa Municipal de Aguas de Algeciras (Emalgesa) como entidad gestora, la EDAR ha manejado 1.653.000 metros cúbicos de agua.

Ello ha supuesto un volumen diario de 29.000 metros cúbicos en cuanto a tratamiento de aguas, sobre un límite previsto en el proyecto de la EDAR de hasta 65.000 metros cúbicos diarios. Ello prueba lo que desde un principio se dijo de la planta, que era que, aunque actualmente está tratando las aguas de una población de 110.000 habitantes, tiene capacidad para tratar incluso las de 200.000, llegado el caso.

También habría que tener en cuenta, no obstante, que según la organización ecologista Agaden el 35% de las aguas residuales de Algeciras siguen sin llegar a la planta depuradora instalada en la zona de Isla Verde, dentro del recinto portuario.

El gerente de Emalgesa y también responsable de Aqualia, Enrique Reina, recordó que el ayuntamiento “cedió las competencias a la Mancomunidad de Municipios” y que se ha “subrogado el contrato que tenía para la depuradora y su titularidad al ente mancomunado, pero que quien “la gestiona y explota” es Aqualia.

Detalló, además, que la depuradora “está funcionando a pleno rendimiento desde el momento de su puesta en marcha” y que “durante los seis primeros meses”, en que la planta funcionaba en periodo de prueba, se fueron haciendo “ajustes al proceso”.

El vicepresidente de la Mancomunidad de Municipios José Carlos Lara (PP) recordó que, durante el periodo de transición antes de la puesta en marcha del servicio al 100% “técnicos de la empresa pública de Arcgisa empezaron antes del verano a trabajar en la adaptación de una maquinaria muy novedosa”.

En cuanto al personal, se indicó que se trata de las personas previstas en el estudio de explotación de la planta, unas 15 personas.

La EDAR de Algeciras nació ante la necesidad de cubrir una carencia para Algeciras, único municipio de más de 100.000 habitantes sin una planta depuradora de aguas residuales.

El proyecto, finalizado en 2011, costó 28,4 millones de euros, a lo que se suman otros 6,8 millones en concepto de obras complementarias, y fue posible gracias a un convenio específico entre la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y el Gobierno Central.
La EDAR cuenta con una de las tecnologías más avanzadas e innovadoras, lo que la convierte en una de las más modernas de España.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital