La Diputación de Alicante se vuelca en la continuidad del Júcar – Vinalopó

La comisión técnica de la Mesa Provincial del Agua reafirmó ayer en su primera reunión del año su compromiso por defender la continuidad del trasvase Júcar-Vinalopó –terminado pero parado por una fuga en el embalse de Villena y por el rechazo de los usuarios a la toma actual, en Cullera– «mediante propuestas y soluciones que garanticen su conservación», tras un análisis de las alegaciones a la propuesta del plan hidrológico de cuenca, así como del informe de sostenibilidad ambiental.

 

diputacion-provincial-de-alicante-400x300Diputación de Alicante

 

En la memoria del proyecto de Demarcación Hidrográfica del Júcar se estiman necesarias unas cantidades en cuanto al uso del agua, 93 unidades de demanda urbana, que comprenden uno o varios municipios, 95 de demanda agraria –integrada aquí parcialmente Riegos de Levante para el Campo de Elche–, 23 unidades de demanda industrial y 13 para aprovechamiento recreativo. Desde la Diputación de Alicante, impulsora de la Mesa del Agua, destacaron que el citado documento evaluado ayer «recoge las demandas actuales y previsibles de los territorios implicados, teniendo en cuenta la evolución de distintos factores económicos y sociales».

Mientras se aprueba el nuevo plan hidrológico de cuenca, sigue en vigor el anterior, que data de 1998 y rige una «ordenación» de los usos del agua con la finalidad de conseguir «equilibrar y armonizar el desarrollo regional y sectorial», según estas fuentes. El plazo de alegaciones finaliza el 7 de febrero.

Leer artículo completo en diario ABC