La desalinizadora de El Reventón espera por Costas desde 2006

El consejero insular de Aguas lleva un año de infructuosas negociaciones, incluso con varios viajes a Madrid, para que el Estado otorgue el dominio público a las imprescindibles obras de ampliación del emisario submarino de San Marcos para poner en funcionamiento una infraestructura que costó 4 millones

 

 

El consejero de Aguas del Cabildo de Tenerife, Jesús Morales, se muestra casi cansado de que Costas, la Subdelegación del Gobierno y, por tanto, el Estado no le escuchen para poder poner en funcionamiento la desalinizadora de El Reventón (Icod), terminada desde 2006 y que supuso un gasto de 4 millones de euros. Desde su toma de posesión en este mandato, Morales anunció gestiones directas en Madrid para lograr que la Demarcación de Costas diese la concesión del dominio público marítimo terrestre que permita prolongar el emisario submarino de San Marcos, clave para la apertura, pero, según señala a EL DÍA, se ha topado con largas y silencios que hacen que esta infraestructura siga sin utilizarse para reducir la sal del agua de la zona, lo que supone un riesgo para la salud.

Sin ese permiso de Costas para ampliar el emisario, la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias no puede autorizar la actuación. Sus reuniones con el subdelegado del Gobierno y con el Estado en Madrid han resultado hasta ahora infructuosas, sin poder disimular la impotencia por la situación.

Por dicho emisario se prevé verter las aguas sobrantes de la estación, situada entre El Reventón y Montiel, aunque conectada con dicho equipamiento de la costa.

La apertura de esta desalinizadora fue presentada por el Cabildo como una prioridad para este mandato en el ámbito hidrológico. Sus trabajos concluyeron en 2006 y tuvieron un presupuesto de 4 millones de euros. Su capacidad de desalinización es de 4.000 metros cúbicos al día y obtendrá agua de las galerías Hoya del Cedro y Vergara, así como del canal de enlace.

La distribución está diseñada para mejorar la calidad del agua, sobre todo en cuanto a flúor y sales, tanto para el abastecimiento urbano como agrícola de Icod a Buenavista. La prolongación del emisario, por su parte, tiene un presupuesto de 235.726 euros y fue impulsado durante el anterior mandato por el gobierno de Icod.

Se da la curiosa circunstancia de que, justo antes de las últimas elecciones, el candidato del PSC a la presidencia del Cabildo, Aurelio Abreu, ahora socio de gobierno de CC en dicha administración, aseguraba que “no hay otro responsable de que la planta desaladora de El Reventón esté inactiva que el Cabildo, y es indignante que el (entonces) grupo de gobierno de Icod (también de CC) pretenda encubrir esta responsabilidad cargando las tintas contra Costas”.

Los socialistas subrayaban entonces que esta planta se publicitó “hace siete años como un complejo hidroeléctrico único en el mundo”, recalcando su elevado coste y el “problema de exceso de flúor en el agua de consumo” que se vive en la comarca Norte.

Para Abreu, “esta planta es un verdadero monumento a la mala planificación. Las excusas de que no existe demanda para poner en marcha la planta y de que tampoco está a la cota precisa para abastecer de agua la zona contradicen los argumentos de 2004, cuando fue presentada como una instalación vanguardista en desalinización y generación de energía”.

El entonces candidato del PSC recordaba que “la situación del agua de consumo en el Noroeste es altamente precaria” y lamentaba que los recursos disponibles “no estén rindiendo plenamente para garantizar una calidad mínima en el agua que llega a los vecinos”. Un año después, todo sigue igual.

Fuente: EL DIA