La depuradora de Aguilar de la Frontera lleva más de dos años funcionando al 40%

El arreglo requiere la colaboración de Emproacsa y la Confederación. El pleno ha pedido varias veces la reparación de esta infraestructura

 

Colector afectado tras las lluvias del 2010.

(eldiariodecordoba) La estación depuradora de Aguilar de la Frontera, puesta en marcha en julio del 2006, lleva más de dos años tratando solo el 40% de las aguas residuales que esta localidad de la Campiña Sur genera. La razón hay que buscarla en la gran erosión que las inundaciones del 16 de agosto del 2010 produjeron en diversos puntos de la localidad y, especialmente, en el arroyo del Pintor, lugar por el que discurre el más importante de los tres colectores que se instalaron para conducir las aguas hasta la depuradora.

En el trayecto de este arroyo, situado frente a la finca de Santa Elena, el agua bajó con tanta fuerza que derribó un puente, erosionó enormemente el cauce del arroyo y rompió el colector en varios puntos, quedando los tubos suspendidos en el aire. También sufrió importantes daños el otro ramal de colectores que discurre desde la Fuente de las Piedras hasta la estación de ferrocarril, pasando junto a la avenida de Córdoba, pero en pocos meses el Ayuntamiento colocó nuevos tubos con una sección mucho mayor y Emproacsa reparó los daños producidos fuera del casco urbano, restableciendo su funcionamiento.

El único colector que no sufrió daños y que siguió funcionando con normalidad tras las inundaciones fue el que parte del arroyo de las Tenerías. Estos dos últimos colectores, los únicos que funcionan en la actualidad y que aportan el 40% de las aguas residuales, se unen en la Fuente del Aljamil y sus aguas son bombeadas hasta la estación depuradora. No ocurría lo mismo con el colector del arroyo del Pintor, cuyas aguas bajaban hasta la depuradora por su propio peso.

Además de los recortes presupuestarios, la problemática que plantea el arreglo de este colector es la necesidad de un entendimiento entre Emproacsa, responsable del ciclo integral del agua, y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) que, necesariamente, tiene que realizar un restablecimiento previo del cauce del arroyo.

Tras las inundaciones el Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera mantuvo diversas negociaciones con la Agencia Andaluza del Agua, pero al perder este organismo la competencias al respecto, en favor de la CHG, las negociaciones quedaron en suspenso. Según manifestó el concejal responsable de Infraestructuras y Promoción, Francisco Juan Martín, “son ya muchos los acuerdos plenarios que han solicitado el arreglo de esta infraestructura tan importante para la población y para el medio ambiente, sin que hasta el momento se haya producido ningún avance en la solución a este problema”.

El único tema que parece haber avanzado algo es el arreglo del puente derribado por las inundaciones y que da acceso y salida a numerosas fincas agrícolas, a través del camino del “Malnacío”, gracias al programa Encamina-2, que se está ejecutando en la actualidad.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital