La cuenca del Ebro, entre las que más estrés hídrico sufre de Europa

La Agencia Europea de Medio Ambiente ha presentado un informe en el que detalla el estrés hídrico -se produce cuando la demanda de agua es más importante que la cantidad disponible y cuando su utilización está restringida por la baja calidad- que sufren las principales cuencas europeas, entre ellas aparece destacada la del Ebro.

 

ebroImagen del Ebro a su paso por Zaragoza. Isabel Cebrián/Instagram

 

Según los datos que maneja este organismo, actualmente en España se consume el 30% del agua de los ríos, mientras que algunos focos como el interior peninsular y la costa española superan el 40%. Este es el caso de la cuenca del Ebro, que se encuentra en una situación grave, según los datos de la agencia.

“Desde Europa se considera que superar el 40% produce una situación complicada, sin embargo, la zona del Ebro tiene pocas precipitaciones y, por lo tanto, necesita muchos recursos para abastecer todas las necesidades”, señalan desde Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). De este modo, en el Plan Hidráulico de la Cuenca del Ebro se puntualiza que el techo máximo es del 50%. “Mientras estemos por debajo, tal y como nos encontramos en la actualidad, son unas buenas cifras”, afirman.

Sin embargo, este organismo no tiene datos concretos. Aún así, el Plan Hidráulico de la Cuenca del Ebro refleja que el 51,6% de los recursos se demandan desde distintas partes de las comunidades. “De estos muchos vuelven al río ya que no ha sido necesaria su utilización”, destacan. Concretamente, el 34% de lo que se demanda no regresa al cauce.

Entre los afluentes que más estrés hídrico tienen, destacan los aragoneses. Los ríos Ésera, Noguera Ribagorzana, Guadalope y Martín son los que más recursos utilizan de acuerdo a su caudal. Estas masas de agua también destacan por ser las que más demanda tienen. En concreto, la cuenca del Martín tiene un grado de utilización del 76,8% y la del Guadalope del 89,4%, mientras que las del Ésera y el Noguera Ribagorzana tienen un 79,2%.

Leer artículo completo en diario HERALDO