La Confederación fija ahora las obras de la presa de San Calixto entre 2015 y 2021

El Plan Hidrológico del Guadalquivir aprobado recientemente señala que este embalse frenará las inundaciones. El presupuesto estimado alcanza los 63 millones de euros

 

rio_genilCasi una década ha pasado desde que el Gobierno central autorizara la construcción de un nuevo embalse en la cuenca del Guadalquivir, concretamente aguas abajo de la ciudad de Puente Genil y en el límite entre las provincias de Córdoba y Sevilla. Desde aquel anuncio, que ya avanzó El Día de Córdoba en 2003, ningún Ejecutivo -ni de PP ni de PSOE- ha avanzado más allá que en la redacción del proyecto y en algunas correcciones sobre el documento original. Pese a los retrasos y demoras, la iniciativa no se descartó del todo, principalmente por los graves problemas de inundaciones que han sufrido ciudades como Écija (Sevilla) o Palma del Río, que serían las grandes beneficiadas de la regulación del Genil.

Ahora, el Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir que ha redactado la Confederación (CHG) -dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente- vuelve a planificar la construcción de esta infraestructura e incluso fija un nuevo escenario para ello, como es el periodo 2015-2021, según reza en la propuesta de actuaciones del plan al que ha tenido acceso este periódico. Es más, deja claro que será en ese periodo cuando “se inicien las obras” de la presa de San Calixto. El documento cita que la misión de este nuevo embalse es la “laminación de avenidas” en el cauce del río Genil y que “mejorará el actual riesgo de inundaciones de las localidades ubicadas aguas abajo de esta infraestructura”.

Pero además, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha modificado también las previsiones presupuestarias en cuanto a lo que costará la construcción de esta nueva presa y cifra ahora su edificación en 63 millones de euros, lo que supone un aumento significativo respecto a lo estimado en 2003, cuando se calculó que San Calixto supondría un desembolso de 42 millones de euros, 21 menos que ahora. San Calixto está concebida inicialmente como un presa tipo agujero, con una capacidad de entre 80 y 90 hectómetros cúbicos de capacidad, de manera que podrá regular todas las avenidas de agua que provengan por el cauce del Genil desde el embalse de Iznájar y el pantano de Cordobilla.

La ubicación prevista es una zona en la que confluyen los términos municipales de Puente Genil, Santaella y los de las localidades sevillanas de Herrera y Estepa. El lugar elegido está cercano a la aldea santaellana de El Ingeniero y al núcleo de población sevillano de Isla Redonda, que están separados precisamente por el cauce del río, que es el que marca la frontera entre las dos provincias.

Aunque el fin principal de este nuevo pantano, tal vez el último que se ejecute en la provincia de Córdoba, es la prevención de las avenidas, en los últimos años se ha especulado también con la posibilidad de que mejore los regadíos del entorno, como pueden ser los del Genil-Cabra u otras zona de la provincia de Sevilla. De hecho, las asociaciones de regantes a nivel andaluz e incluso nacional, además de algunas organizaciones agrarias, han venido reclamando la puesta en funcionamiento de San Calixto para paliar el déficit hídrico de la cuenca del Guadalquivir. Aunque ha sido considerada como una actuación de interés general, la realidad es que no ha llegado a ejecutarse en estos años por distintas circunstancias.

De la construcción de este embalse se viene hablando desde la década de los 40 del siglo pasado, con distintas ubicaciones en el cauce del río Genil entre la aldea de El Ingeniero y la finca La Mitra.

Fuente: El Diario de Córdoba