La Confederación del Duero cuestiona el «Benavente III» y pide más depuración

La Confederación Hidrográfica del Duero ha informado desfavorablemente el plan parcial del Polígono Industrial «Benavente III» al superar las 175 hectáreas previstas en el documento la capacidad de tratamiento de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Benavente, cuyo tope máximo son 32.000 habitantes equivalentes.

 

benaventeLa CHD acaba de dar respuesta al documento del equipo encargado de la redacción del plan parcial en este sentido y ha advertido también otro tipo de deficiencias subsanables relacionadas con la red de acequias de la zona.

Inicialmente el «Benavente III» no prevé la dotación de una estación depuradora propia y sí la construcción de un colector afluente que llevará los vertidos que se produzcan hasta la planta de la EDAR, a orillas del río Esla, para su tratamiento y depuración.

El Ayuntamiento de Benavente, a través del equipo redactor, ha recordado a la Confederación Hidrográfica del Duero que el desarrollo del Polígono Industrial se afrontará en cinco etapas, la primera de 25 hectáreas, de forma que se tardarán muchos años, no solo debido a la tramitación, la redacción de proyectos y a la ejecución de las obras, sino a la venta de suelo que garantice el desarrollo de la siguientes fases una vez terminada la primera, hasta que todos los sectores estén terminados, ocupados y en funcionamiento.

Por ello ha pedido a la Confederación Hidrográfica del Duero que tenga en cuenta que el escenario de superación del vertido de 32.000 habitantes equivalentes no solo está muy lejano, sino que la ejecución de la primera etapa y su puesta en marcha estarían dentro de los límites de tratamiento y depuración de la EDAR y habría aún margen suficiente para varias etapas más.

depuradora benaventeEl planteamiento municipal transmitido a la Confederación Hidrográfica del Duero tras este razonamiento inicial, recuerda también el propio proyecto que la CHD comenzará a desarrollar en la EDAR a lo largo de este semestre, proyecto que consiste en una ampliación de las instalaciones y en la mejora del tratamiento de los nutrientes para a su vez mejorar la calidad del vertido al río Esla. El Ayuntamiento ha argumentado que la ampliación prevista elevara la capacidad de tratamiento de la depuradora. En este proyecto la CHD invertirá medio millón de euros.

Por último, el Ayuntamiento a través del equipo redactor del plan parcial propone, siempre que la capacidad de tratamiento se vea superada con todo el polígono ya en funcionamiento, realizar un estudio sobre el tipo de vertido que producirían las empresas asentadas y, en caso de necesidad, dotar lo con una micro depuradora de aguas residuales que asimile, trate y depura parte de la carga que en principio iría directamente a la EDAR.

Con este argumentario y los planteamientos realizado los redactores del plan parcial confían en que la CHD ajuste su informe al escenario final teniendo en cuenta que en el desarrollo por etapas la capacidad de la EDAR no se verá comprometida.

Las previsiones para el desarrollo de las etapas, teniendo encuentra que una vez aprobado el plan parcial tendrían que redactarse los proyectos de actuación y de urbanización, e iniciarse las obras, apuntan que en el mejor de los escenarios las primeras 25 hectáreas podrían tardar en desarrollarse y ocuparse entre cinco y diez años, y solo se continuarían con las siguientes cuando el grado de ocupación de la primera estuviese por enciman del 70 o del 80%.

Fuente: La Opinión