La CNMV admite a trámite la OPA de Agbar sobre Aigües de Sabadell

La admisión a trámite de la operación no implica que el regulador vaya a autorizarla

Imagen de la torre Agbar de Barcelona. / EFE

Imagen de la torre Agbar de Barcelona. / EFE

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha admitido a trámite la oferta pública de adquisición (OPA) solicitada el pasado día 19 de diciembre por Aguas de Barcelona (Agbar), empresa controlada por la multinacional francesa Suez, sobre la totalidad de la empresa semipública Aigües de Sabadell (Cassa), a través del pago de 60 euros por acción. La decisión de la CNMV, que no implica la aprobación de la oferta, se produce en medio de una batalla por la gestión del agua en la región metropolitana de Barcelona, tras la petición por parte de Agbar de impugnar la privatización del operador Aguas Ter-Llobregat y el recurso de la Generalitat al acuerdo de formación de una sociedad mixta entre Agbar y el Área Metropolitana de Barcelona.

Es el segundo intento por parte de Agbar de hacerse con la totalidad de Cassa. En 2010, la empresa presidida por Ángel Simón ofreció inicialmente 77 euros por acción de Aigües de Sabadell, pero luego rebajó la cifra a 66,65 euros tras ofrecer un dividendo extraordinario. Aguas de Barcelona, que ya posee un 13,62% de Cassa, ha informado a la CNMV que cuenta con el respaldo de otro 22,86% del accionariado para llevar a cabo la oferta. El objetivo de Agbar es, como mínimo, hacerse con el 51% de la empresa sabadellense, por lo que necesita 234.810 acciones más, un desembolso de algo más de 14 millones de euros.

En la presentación de un proyecto de la empresa Aqualogy, de la que también es presidente, en colaboración con el CSIC, Simón ha preferido hacer hincapié en las actividades del grupo en investigación y desarrollo. “El grupo Aguas de Barcelona apuesta por el conocimiento y la cooperación, situando a las personas en el centro de la actividad”, ha apuntado. Durante el acto, en conmemoración del Año Internacional de la Cooperación del Agua, Simón ha señalado que el agua es uno de los pilares del sistema económico del futuro. “Avanzamos de una economía lineal en que parecía que los recursos eran inagotables, hacia una economía circular en la que el agua va a jugar un papel clave”, ha afirmado.

Cassa presta servicio de suministro de agua potable en 57 municipios y gestiona nueve depuradoras de aguas residuales y cuatro desalinizadoras.

Fuente: El Pais