La ciencia estudia el agua que sale del Mediterráneo hacia el Atlántico

Científicos del Instituto Español de Oceanografía, del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (CSIC), del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de la Junta de Andalucía (IFAPA) y las universidades de Cádiz y Málaga acaban de iniciar una importante campaña oceanográfica para estudiar las propiedades físico-químicas y biológicas del agua que sale del Mediterráneo al Atlántico a bordo del buque Ángeles Alvariño.

 

0001623848_560x560_jpg000El buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’, en el puerto de Málaga.

 

El IEO explicó en un comunicado que la campaña engloba actividades de cuatro proyectos de investigación. Por un lado, el proyecto INGRES3 continúa con el programa de mediciones que, desde 2004, llevan de forma conjunta el IEO y la Universidad de Málaga para profundizar en el conocimiento de las características de las aguas mediterráneas que se inyectan en la cuenca atlántica a profundidades intermedias.

Desde 2011 se incluyen además mediciones de los flujos subsuperficiales entre cuencas de CO2 y pH, fruto de la colaboración entre INGRES3 y CARBOCHANGE a través del CSIC. En esta ocasión, y relacionado con un muestreo paralelo que se lleva a cabo en el canal de Sicilia, se incluirá un sensor para el monitoreo de contaminantes orgánicos persistentes en las aguas mediterráneas de salida.

Por otro lado, en el ámbito del proyecto Series Temporales de datos Oceanográficos en el golfo de Cádiz (STOCA) se tomarán muestras de agua y plancton en 16 estaciones oceanográficas distribuidas por el golfo de Cádiz.

Además, al amparo del Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEI·MAR), en esta campaña se incluirán actividades de campo del Máster de Oceanografía de la Universidad de Cádiz.

Leer artículo en EUROPASUR