La CHG rebaja 2,7 millones la deuda por la limpieza de arroyos

La Confederación acepta un plan de pago a plazos y «perdona» la obra de Pedroche

 

(abc) La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha dado un balón de oxígeno al Ayuntamiento al rebajar la deuda de 7,2 millones de euros que reclamaba a las arcas municipales por los trabajos de limpieza de arroyos en el término municipal a 4,5 millones. Hay que recordar que estos trabajos se hicieron de acuerdo al convenio de colaboración firmado en 2006 entre ambas instituciones -la CHG gobernada por el PSOE y el Ayuntamiento por IU-, en el que se establecía que el Consistorio pagaría el 30% de las obras de encauzamiento y limpieza de los principales arroyos en el término municipal. El caso es que, tal y como denunció el equipo de gobierno de José Antonio Nieto cuando llegó a la Alcaldía, el dinero reclamado correspondía a unas obras que no se contemplaban en dicho convenio, por lo que se abrió un frente entre ambas administraciones que ahora se ha templado tras la llegada del PP al Gobierno de la Nación y recuperar la gestión de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, una vez que la Junta renunció a sus competencias y desintegró la Agencia Andaluza del Agua.

Tal y como avanzó ABC en su edición del 2 de junio, Ayuntamiento y CHG estaban negociando un acuerdo para poner fin a este conflicto en el que «ambas partes tenemos razón en nuestros planteamientos, ya que heredamos una situación con muchas irregularidades tanto formales como de fondo», según indicó a este periódico el presidente de la CHG, Manuel Romero. Entre estas irregularidades destacó que la addenda que se hizo del convenio por valor de 3,5 millones nunca llegó a firmarse por parte del Ayuntamiento. De igual modo, Romero también señaló que bajo la etapa del PSOE en la CHG y el gobierno en minoría de IU «se tomaron decisiones unilaterales de la Confederación sin contar con el Ayuntamiento para hacer una serie de obras con Fondos Feder».

Pues bien, aquella negociación ha cuajado ahora en un acuerdo por el que el organismo que gestiona la cuenca del Guadalquivir aminora la deuda del Consistorio un 30 por ciento. O lo que es lo mismo, en lugar de 7,2 millones la deja en 4,5, lo que supone una rebaja para las arcas municipales de 2,7 millones. Pero la cosa no se queda ahí, ya que el organismo presidido por Romero también exime al Ayuntamiento del pago de las obras realizadas para la limpieza y acondicionamiento del arroyo Pedroche a su paso por el casco urbano.

Otro de los acuerdos alcanzados, también adelantado por ABC, es la elaboración de un plan de pagos para que el Consistorio pueda afrontar la deuda contraída. De este modo se evita que este conflicto acabe en los tribunales, ya que el equipo de gobierno del PP acordó en un Pleno no hacer caso a la reclamación de la CHG por las irregularidades detectadas. Los populares argumentaron que sólo tenían en su poder las facturas de las obras pero ningún documento que comprometiese al Ayuntamiento al pago de las mismas.