La borrasca atlántica salvará al segundo otoño más seco del siglo

Diciembre es cuando más llueve en la Península, o al menos así era hasta 2013. Porque en la primera quincena de este mes que apura el otoño (que dará paso al invierno este sábado 21 a las 18:11 horas), prácticamente no ha caído una gota de agua en España. Y de no ser por las lluvias que empezaron a caer el pasado jueves 19, podríamos estar hablando de un otoño para los anales.

 

anohidrologico--644x450Porcentaje de precipitación acumulada sobre el valor normal entre el 1 de octubre y el 15 de diciembre de 2013/AEMET

El gráfico de precipitaciones del arranque del último mes del año mostrado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la presentación del avance climático de 2013 es el que correspondería a un desierto.

Eceptuando el color verde de la mayoría de las islas Canarias y un minúsculo punto amarillo en el cabo de Palos, el resto de España es una mancha monocromática de color rojo, que indica precipitaciones entre el 0% y el 25% de lo que debería haber llovido en esa quincena recién terminada. Y noviembre, que es el segundo mes más lluvioso del año, no se ha desmarcado demasiado; en la mayor parte de la vertiente atlántica, áreas de Murcia, centro de Valencia y Pirineos también ha sido seco.

En conjunto, las precipitaciones de todo el otoño han sido inferiores a los valores medios para esta estación. Pero poco para lo que nos ha dejado el inicio de diciembre. Los 150 mm. de media de precipitaciones que han caído sobre España están solo un 20% por debajo del valor habitual del trimestre, que se coloca como el segundo más seco de lo que llevamos de siglo; si el otoño se ha salvado de ser históricamente seco ha sido por las precipitaciones caídas en parte del tercio norte peninsular, que registró sus valores máximos de precipitaciones en un día en Tortosa, el 16 de noviembre (91,33 mm.), y en San Sebastián, el 12 de ese mismo mes /(81,1 mm.).

…..

2013, el menos cálido desde 1997

En cuanto a las temperaturas que hemos vivido este otoño, en general, han sido más cálidas que la media. De hecho, se trata del cuarto otoño más cálido del siglo XXI, con temperaturas extremadamente cálidas en zonas de Cataluña, norte de valencia y este de Aragón. Por meses, septiembre y octubre fueron cálidos, con temperaturas entre 1 y 3 grados centígrados por encima de la media, y noviembre a punto estuvo de seguir esa senda de no haberse producido una brusca caída de las temperaturas en su segunda quincena, cuando se vivieron mínimas de -12,5 ºC en Molina de Aragón, el 28 de noviembre, y de -8,5 ºC en Teruel.

…..

Embalses por encima de la media

Por precipitaciones, y a pesar de un verano y otoño secos, el balance del año no es malo. En conjunto, 2013 está siendo algo más húmedo de lo normal, sobre todo gracias a la excepcional pluviosidad del mes de marzo, en el que llovió tres veces más de lo que es habitual, convirtiéndolo en el más húmedo desde 1947. Pero el valor máximo de precipitaciones en un día se registró el 11 de diciembre en Tenerife sur, con 108,6 mm. Buena prueba de que 2013 ha sido en conjunto bueno a nivel de precipitaciones es que el estado de los embalses está por encima de la media de los últimos diez años. Actualmente, las reservas de agua alcanzan los 35.715 hectómetros cúbicos, el 64,5% de su capacidad total, cuando la media de la década se sitúa en los 29.769. Por cuencas, las del Júcar y el Tajo son las más bajas, al 47,3% y 49%, respectivamente; y las más altas, las internas del País Vasco, al 90,5%, y las internas de Cataluña, al 82,6%.

…..

Leer artículo completo en ABC