IU, a favor de romper el contrato del agua con TAGUS en Toledo

El portavoz en el Ayuntamiento de Toledo de IU, Aurelio San Emeterio, ha denunciado la situación del actual contrato de agua de la ciudad de Toledo, suscrito por el gobierno del PP en el año 2007 con la empresa TAGUS, antiguamente conocida como UTE Facsa-Gravesa. San Emeterio argumentó que el contrato se basaba en «unas expectativas de consumo irreales», que el Ayuntamiento cifró en un aumento sistemático cada año del 4%, mientras que la empresa hizo lo propio señalando el 6%.

 

San Emeterio--644x362Aurelio San Emeterio denunció la situación del contrato del agua en la ciudad de Toledo en su rueda de prensa./ Ana Pérez Herrera

 

Para el portavoz de Izquierda Unida, esta concesión contaba con «un informe de los técnicos municipales contrario a la adjudicación del contrato de aguas». «Todo estaba basado en unas hipótesis de consumo irreales, y supone una nueva chapuza para esta ciudad. Es evidente y claro que el contrato no se ha cumplido en las condiciones pactadas», indicó San Emeterio.

El portavoz de la formación de izquierdas se mostró a favor de «rescindir el contrato con la empresa adjudicataria, visto que el contrato se ha incumplido; y recuperar la gestión directa del servicio de agua, así como el de transporte público, en la ciudad de Toledo», y prosiguió su exposición añadiendo que la empresa «se comprometió a invertir cerca de 17 millones de euros en la ciudad, y no lo ha hecho».

Leer más

ABC