Veolia Water construirá una planta desaladora para el complejo petroquímico de Sadara, en la ciudad de Jubail

Marafiq, operador líder de servicios agua y de electricidad en Arabia Saudí, ha adjudicado a Veolia Water el diseño, construcción y operación de la planta de ósmosis inversa y ultrafiltración más grande del país. El alcance económico del contrato es de 232 millones de euros para el diseño y construcción de la planta y de 69 millones para la operación de ésta durante 10 años, con posibilidad de prorrogarlo en otros 20 años más.

10603,528wide,schema-pr-saudi-arabia

Con una capacidad de tratamiento de 178.000 m3 al día, la nueva planta suministrará agua desalada al complejo petroquímico de Sadara, construido por las empresas Dow Chemical y Saudi Aramco en la ciudad de Jubail, en la costa oriental de Arabia Saudí. Dow Chemical y Aramco producirán solventes y pegamentos en esta planta para las industrias de la automoción y el embalaje y el agua suministrada será empleada en este gigante complejo en dos torres de refrigeración y como agua de aporte a calderas.

10602,468wide,carte-pr-saudi-arabiaCon el objetivo de cumplir los estrictos estándares de calidad del agua exigidos por Marafiq y minimizar el impacto medioambiental de la instalación, Veolia Water, a través de su subsidiaria Sidem, ha diseñado una planta que combina las tecnologías de ósmosis inversa y ultrafiltración para el tratamiento de agua de mar. La fase inicial consiste en el pretratamiento mediante un sistema de flotación por aire disuelto (DAF) seguido de la ultrafiltración. A continuación, el agua es desalada mediante membranas de ósmosis inversa antes de su remineralización final. La combinación de estos procesos permite asegurar la calidad del agua, reducir el riesgo de averías y alargar la vida útil de la instalación, al tiempo que reduce el consumo energético y los costes.

Constituida en los años 1970 por las autoridades del Reino de Arabia Saudita, Marafiq se encarga de la operación de los servicios de agua y energía, siendo responsable de supervisar el desarrollo de las ciudades industriales de Jubail y Yanbu, construidas para asegurar la diversificación económica de Arabia Saudí.

“Con este nuevo contrato, Veolia Water confirma su posición como líder en desalación y socio de referencia para las industrias. La experiencia única de Veolia Water y su tecnología han sido factores decisivos para dar respuesta a las necesidades y requerimientos de Marafiq” explica Jean-Michel Herrewyn, director general de Veolia Water.

Sidem tiene una activa presencia en Arabia Saudí desde 1979, cuando construyó la planta desaladora para la ciudad de Al Khobar, localizada en el Golfo Pérsico. En 2010, Sidem se encargó de la construcción de la primera planta Desaladora de Jubail, que con una capacidad de 800.000 m3 al día, es una de las plantas más grandes del mundo que emplea la tecnología de la destilación por múltiple efecto (multiple effect distillation – MED), con un consumo energético hasta tres veces menor que otros procesos similares.

Veolia Water