Solo gotas de agua en la cumbre climática de Lima

Pese a ser una de las víctimas del calentamiento global, el agua no ocupará un lugar relevante en las negociaciones de la COP 20 de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se desarrollará en Lima entre el 1 y el 12 de diciembre. Las alteraciones climáticas ya amenazan la provisión de líquido para la agricultura por la disminución en la disponibilidad de agua.

 

TA681-Agua-COP20-2-300x168El río Pirá Paraná cuenta con 30 por ciento del agua dulce del mundo.

 

Pese a ser una de las víctimas del calentamiento global, el agua no ocupará un lugar relevante en las negociaciones de la 20 Conferencia de las Partes (COP 20) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se desarrollará en Lima entre el 1 y el 12 de diciembre.

Las alteraciones climáticas ya amenazan la provisión de líquido para la agricultura por la disminución en la disponibilidad de agua dulce, que se prevé que se agudice en las próximas décadas. Además, ocasiona sequías, lluvias torrenciales, inundaciones y aumento del nivel del mar, lo que en conjunto afectan la situación global del recurso.

“En la adaptación es una prioridad. En América Latina el tema es gravísimo. Pero no se le quiere vincular con las negociaciones internacionales de cambio climático, porque el tema tiene su espacio en otras instancias”, señaló a Tierramérica la activista Lina Dabbagh, de la internacional Red de Acción Climática.“La inseguridad hídrica es una amenaza. Por eso, tenemos que hablar de la gestión integral inteligente del agua. Los problemas que existen no son de escasez física, sino de gestión adecuada. La disponibilidad está afectada por el cambio climático”: Alberto Palombo.

Leer artículo completo en Tendencias21