Si no reducen consumo de agua, pagarán hasta el triple por ella

Residentes de Lancaster, Marina del Rey y Malibu, y algunas otras áreas del condado de Los Ángeles pagarían hasta el triple por el suministro de agua, si no recortan su consumo para cumplir con objetivos trazados por el estado. La Junta de Supervisores analizará si impone alzas de entre 100 y 200 por ciento para residentes del condado que no recorten su uso del agua en un 32%.

 

AR-305239952El Estado Dorado ha impuesto restricciones de agua que exigen el cambio de rutinas de sus residentes.

 

Residentes de Lancaster, Marina del Rey y Malibu, y algunas otras áreas del condado de Los Ángeles pagarían hasta el triple por el suministro de agua, si no recortan su consumo para cumplir con objetivos trazados por el estado.

La Junta de Supervisores analizará este próximo martes si impone alzas de entre 100 y 200 por ciento para residentes del condado que no recorten su uso del agua en un 32 por ciento en el Valle del Antílope, y 36 por ciento en Malibu, Marina del Rey y Topanga Canyon. De igual forma, los habitantes de Acton, Kagel Canyon, y Val Verde deben recortar su consumo en un 25 por ciento.

Las tarifas no cambian si la persona consume menos de esos objetivos. Y la base de consumo será el uso promedio de agua de un residente antes de que se emitiera la orden de conservación ante la sequía.

Leer artículo completo en La Opinión