¿Qué es lo más importante para cambiar el mundo?

Medir las inquietudes de los ciudadanos. Desvelar lo necesario para crear “un mundo mejor”. Ese el el objetivo de Mi Mundo (My World), una encuesta que ha lanzado la ONU en 194 países y que ha presentado hoy en Madrid. Y parecen ser, según el resultado provisional, la educación, la salud y un gobierno honesto las tres prioridades de los ciudadanos para mejorar sus vidas.

 

1394105880_557868_1394108574_sumario_normalLa ONU lanza una encuesta global en la que los ciudadanos pueden expresar sus prioridades para construir un planeta mejor.

 

Medir las inquietudes de los ciudadanos. Desvelar lo necesario para crear “un mundo mejor”. Ese el el objetivo de Mi Mundo (My World), una encuesta que ha lanzado la ONU en 194 países y que ha presentado hoy en Madrid. Y parecen ser, según el resultado provisional, la educación, la salud y un gobierno honesto las tres prioridades de los ciudadanos para mejorar sus vidas.

Hasta el momento, un millón y medio de personas han votado ya a través de la web, de encuestas a pie de calle o de teléfono móvil. Los resultados de la consulta, que no se pueden tomar como científicos, pretenden ser un importante termómetro que mida la temperatura de las inquietudes de los habitantes de todo el mundo. El resultado servirá para configurar la agenda global de las Naciones Unidas.

Corinne Woods, directora global de la Campaña del Milenio ha subrayado en la presentación que llama especialmente la atención el mensaje que emerge con claridad cuando se analizan los datos: “La gente, viva donde viva, quiere los mismos derechos humanos básicos; es decir, salud, educación y trabajo con gobiernos honestos y receptivos”.
La encuesta funciona con opciones múltiples. Los participantes pueden elegir los seis ámbitos que crean que pueden mejorar sus vidas entre los 16 propuestos por la ONU: alimentación, infraestructuras, educación, energía, igualdad, acceso a telefonía e Internet, apoyo a quienes no pueden trabajar, seguridad, empleo, agua potable, protección contra la discriminación, cuidado de bosques y ríos, lucha contra el cambio climático, un gobierno honesto y receptivo y libertades políticas. Toda la información recogida es anónima y solo se solicita a los participantes que indiquen su edad, sexo y país para poder realizar un análisis más pormenorizado de los datos. La idea de la ONU es que el mayor número posible de ciudadanos participen en esta consulta, en especial, las comunidades “más pobres y marginales del mundo”.

La coordinadora de la campaña en España, Amalia Navarro, ha señalado que durante los próximos días se habilitarán atriles –como el que ilustra esta noticia, que simbolizan el acto de tomar la palabra– en las tiendas de Telefónica de Madrid y Barcelona, y en el ayuntamiento y estaciones de Chamartin y Atocha de la capital, además de algunos centros universitarios y espacios públicos. Servirán para que los ciudadanos voten de forma presencial. A través de la web mimundo2015.org se puede votar desde cualquier lugar del mundo.

El País