Para 2020 60 millones de personas huirán de Africa por la desertificacion

En 2020 unos 60 millones de personas emigrarán desde las zonas desertificadas del África subsahariana hacia África del Norte y Europa, según la ONU. El comunicado oficial asegura que 1.500 millones de personas en todo el mundo viven en tierras que están en proceso de degradación causada o exarcebada por el cambio climático.

 

Historica-sequia-en-el-cuerno-de-AfricaPara 2020 60 millones de personas huirán de Africa por la desertificacion.

 

En 2020 unos 60 millones de personas emigrarán desde las zonas desertificadas del África subsahariana hacia África del Norte y Europa, según la Organización de Naciones Unidas (ONU). El comunicado oficial asegura que 1.500 millones de personas en todo el mundo viven en tierras que están en proceso de degradación causada o exarcebada por el cambio climático.

Casi la mitad de los habitantes más pobres del planeta (un 42%) sobreviven en zonas ya degradadas, donde aumenta la inseguridad y la inestabilidad. Además, el 80% de esa degradación se produce fuera de las regiones áridas.

Así lo ha afirmado la organización internacional con motivo de Día Mundial de Lucha contra la Desertificación, que se celebra este martes, 17 de junio, y cuyo lema es “La tierra pertenece al futuro, protejámosla del cambio climático”.

“La degradación de la tierra, causada o exacerbada por el cambio climático, no solo supone un peligro para los medios de vida, sino también una amenaza para la paz y la estabilidad”. Así se expresa el secretario general de la ONU, Ban Ki moon, en su mensaje con motivo del Día Mundial.

“Los signos de advertencia – continúa Ban – se observan en el conflicto entre pastores y agricultores de subsistencia, que compiten por tierras más productivas, y en la lucha entre comunidades por unos recursos hídricos cada vez más escasos. Vemos los síntomas de inseguridad en la volatilidad de los mercados mundiales de alimentos, los desplazamientos internos y las migraciones en masa”.

Las condiciones climáticas, advierte el mensaje, amenazan la producción mundial de alimentos. “Con la población mundial en aumento, es urgente que trabajemos para desarrollar la resiliencia de todos los recursos productivos de la tierra y de las comunidades que dependen de ellos. Necesitamos administrar la tierra de manera sostenible, evitar que siga degradándose, recuperar la que ha sido dañada y reparar los daños”, dice el secretario general de la ONU.

Gaceta de Guinea