ONU deplora que el agua se use como un arma de guerra

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), que intenta resolver la escasez hídrica en el mundo en desarrollo, afronta un nuevo problema: la privación de agua como arma de guerra en zonas de conflicto. Los últimos casos están en Africa y en Medio Oriente: Botswana, Egipto, Irak e Israel, que corta el servicio a los territorios palestinos que ocupa.

 

ONU-Naciones-UnidasLos casos más preocupantes están en Africa y en Medio Oriente: Botswana, Egipto, Irak e Israel, que corta el servicio a los territorios palestinos que ocupa.

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), que intenta resolver la escasez hídrica en el mundo en desarrollo, afronta un nuevo problema: la privación de agua como arma de guerra en zonas de conflicto. Los últimos casos están en Africa y en Medio Oriente: Botswana, Egipto, Irak e Israel, que corta el servicio a los territorios palestinos que ocupa.

Derecho humano

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su preocupación hace algunas semanas tras denuncias de que grupos armados cortaron el suministro hídrico a la asediada ciudad siria de Alepo y dejaron a 2,5 millones de personas sin agua potable ni saneamiento durante ocho días. “Dejar a la gente sin agua potable es una violación de un derecho humano fundamental”, dijo Ban. “Poner a la población civil como blanco y negarle suministros esenciales es una clara violación a los derechos humanos y al derecho humanitario internacional”, remarcó.

Leer artículo completo en La Arena