Nuevas evidencias de un enorme océano en Marte

«Los científicos tienen la hipótesis desde hace tiempo de que las tierras bajas del norte de Marte son en realidad el fondo del mar desecado, pero nadie ha encontrado el arma humeante», explica Mike Lamb, profesor de Geología en el Instituto de Tecnología de California (Caltech), institución que junto a la NASA ha impulsado la investigación.

oceano_marte1--644x362A la izquierda, el área Aeolis Dorsa; a la derecha, el delta Selenga

Los investigadores han encontrado en Marte indicios de un antiguo delta de un río que podría haber vertido sus aguas a un gran océano. De haber existido, hubiera cubierto gran parte del norte del planeta.

«Los científicos tienen la hipótesis desde hace tiempo de que las tierras bajas del norte de Marte son en realidad el fondo del mar desecado, pero nadie ha encontrado el arma humeante», explica Mike Lamb, profesor de Geología en el Instituto de Tecnología de California (Caltech), institución que junto a la NASA ha impulsado la investigación.

Los resultados no prueban la existencia de un antiguo océano, pero aportan información que avalaría esta hipótesis. Es lo que sostiene Romano DiBiase, autor principal del de Cienciaestudio publicado en «Journal of Geophysical Research». La mayor parte del hemisferio norte de Marte es plana y con una elevación menor que el hemisferio sur, algo similar a lo que sucede en las cuencas oceánicas de la Tierra. La costa del océano habría sido la frontera entre las tierras bajas y las tierras altas

Los investigadores han usado nuevas imágenes en alta resolución de la Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) para analizar una zona de 100 kilómetros cuadrados que se halla en la posible antigua costa. Imágenes previas habían demostrado que esta región, parte de un área más grande llamada Aeolis Dorsa, está llena de canales invertidos que marcan los lugares de antiguos lechos de ríos. Estos canales se forman cuando los materiales pesados como la grava y los guijarros se depositan al fondo. Cuando el río se seca, el material más fino se erosiona y deja al descubierto el material más grueso.

Vistos desde arriba, los canales invertidos parecen un abanico, configuración que sugiere tres posibles orígenes: los canales podrían haber sido un sistema de drenaje de los ríos y arroyos que se juntaban en un río más grande; el agua podría haber fluido en otra dirección hasta crear un abanico aluvial; o los canales son en realidad parte de un delta.

Leer más

ABC