México.- Greenpeace protesta con la jornada “Ríos sin tóxicos ¡ya!”

Activistas de Pachuca y diversos municipios de Hidalgo, además de integrantes de la organización ambientalista se sumaron para darse cita en emblemáticos monumentos de cada entidad y entregar información sobre la contaminación tóxica del agua.

 

 

(milenio) Para alertar a la población que la contaminación con sustancias tóxicas de origen industrial afecta a más del 70 por ciento de los ríos del país y demandar que se ponga fin a este problema nacional, Greenpeace realizó la jornada “Ríos sin tóxicos ¡ya!”.

Activistas de Pachuca y diversos municipios de Hidalgo, además de integrantes de la organización ambientalista se sumaron a los de sus pares en Aguascalientes, Ciudad de México, Chihuahua, Guadalajara, Jalapa, León, Monterrey y Puebla, para darse cita en emblemáticos monumentos de cada entidad y entregar información sobre la contaminación tóxica del agua.

Además, invitaron a los ciudadanos a que manden mensajes a actores claves en el tema de contaminación del agua, a través de postales de ríos contaminados.

De acuerdo con Greenpeace existen serios problemas ambientales en cuerpos de agua específicos como lo son el río Papaloapan, el Blanco y el Coatzacoalcos en Veracruz, el Santiago en Jalisco, el San Pedro en Aguascalientes, el Atoyac y el Dren de Tehuacán en Puebla, el río de la Silla en Monterrey, el río Turbio en Guanajuato y el río Tula en Hidalgo.

En México, solamente una docena de sustancias químicas están reguladas en descargas en aguas nacionales a través de la NOM001, cuando en realidad son cientos de ellas las que son vertidas en los ríos todos los días y como ejemplo, citaron, en México cualquier industria puede descargar nonil-fenol, un disruptor hormonal, altamente tóxico y persistente, sin ningún tipo de restricciones.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital