México.- Dan inicio a alcantarillado y tratadora de aguas negras en Jesús María

Al dar el banderazo de inicio de las obras de alcantarillado sanitario y una planta de tratamiento de aguas residuales en la sindicatura de Jesús María, el gobernador Mario López Valdez informó que en los últimos 12 años Sinaloa ha invertido mil 400 millones de pesos en saneamiento, drenaje y agua potable.

 

(noroeste) El Mandatario sinaloense, en compañía del presidente municipal de Culiacán, Aarón Rivas Loaiza, dio este miércoles el banderazo de inicio de las obras de alcantarillado sanitario y la planta de tratamiento de aguas residuales en la sindicatura de Jesús María, municipio de Culiacán, con una inversión de 38.6 millones de pesos de los tres órdenes de gobierno.

Señaló que esta planta tratadora de aguas negras vendrá a darle una mayor calidad de vida a los más de 2 mil 300 habitantes de la zona y se suma a las que se inauguraron recientemente en las comunidades El Limón de Los Ramos y Sánchez Celis.

López Valdez enfatizó que en Sinaloa ya no se permitirán más cuotas fijas como tarifa de agua, ya que esta práctica permite a los usuarios hacer un uso desmedido del vital líquido.

“Tengo entendido que el método del sanemiento del agua va a permitir incluso que se una vez saneada va a poder ser reutilizada agrícolamente hablando”, apuntó Malova.

Ahí estuvo presente el síndico de Jesús María, Ramsés Odín Zambada, quien además externó al gobernador apoyo para infraestructura carretera, la cual dijo que estaba en malas condiciones.

En el evento estuvo el alcalde Aarón Rivas Loaiza, quien pidió al Gobierno del Estado la aportación de 13 millones para la conclusión de estas obras en esta sindicatura.

El Secretario de Desarrollo Social y Humano, Juan Ernesto Millán Pietsch, informó que por instrucciones del gobernador Mario López Valdez, se llevarán 50 proyectos productivos a la sindicatura de Jesús María, lo que vendrá a mejorar la economía familiar.

A su vez, el vocal ejecutivo de la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado de Sinaloa, José Antonio Pérez Quesnel, reconoció que la captación de aguas en las presas de la entidad no son muy alentadoras, ya que se encuentran al 42 por ciento de su capacidad, por lo que se espera que el 2013 sea un año difícil.

Señaló que el abasto de agua para consumo humano está totalmente garantizado, pero la población sinaloense tiene que acostumbrarse al tandeo y cortes de agua como sucede en otras partes del país, no como medida de corrección, sino como un método de cuidado y ahorro de este vital líquido, que se viene presentando por el cambio climático.