Las bereberes del Sáhara extraen hasta 30 litros de agua de la niebla

Realizan esta labor desde los años 80 por la falta de lluvia.

 

sahara-montanas-sol-dreamstime

En las montañas del suroeste de Marruecos, en una zona muy árida que limita con el desierto del Sáhara, la escasez de agua pone límites a la vida. Cada día muchas mujeres bereberes recorren hasta cuatro horas a pie por estas secas tierras para recoger en los profundos pozos este bien tan preciado. Cargan los burros con unos 30 litros, lo suficiente para suministrar agua potable a sus familias, cocinar y dar de beber al ganado. Pero a veces no consiguen más de cinco litros.

Jamila Bargach conoce de sobra el esfuerzo que supone emprender este camino cada mañana para estas mujeres amazig, sobre todo en un área donde la sequía ya endémica ha incrementado su frecuencia e intensidad desde los años 80 por la ausencia cada vez más acusada de lluvias.

Por eso, esta antropóloga marroquí, oriunda de la región, quiso cambiar el destino de las mujeres del pueblo Ait Baamrane, consideradas las guardianas de este vital recurso llamado agua. La respuesta la encontraría muy cerca, en la espesa capa de nubes que cubren esos montes durante unos 143 días de media al año.

Leer artículo completo en EcoDiario