La UE financiará con 40,5 millones una planta desalinizadora en Yibuti

La Comisión Europea (CE) anunció hoy que aportará 40,5 millones de euros para la construcción de una planta desalinizadora en Yibuti, que funcionará con la energía renovable de una planta eólica y abastecerá de agua a cerca de 200.000 personas, lo que supone una cuarta parte de la población del país.

 

 

La Comisión Europea (CE) anunció hoy que aportará 40,5 millones de euros para la construcción de una planta desalinizadora en Yibuti, que funcionará con la energía renovable de una planta eólica y abastecerá de agua a cerca de 200.000 personas, lo que supone una cuarta parte de la población del país.

El proyecto de desalinizadora tiene un coste total estimado de 46 millones de euros, de los que 5,5 millones serán financiados por Yibuti y 40,5 millones por la Unión Europea (UE), como parte de la iniciativa comunitaria “Energía Sostenible para Todos”.

“El acceso al agua es un derecho humano y es inaceptable que una fuente insuficiente de agua sea la causa de conflictos, como ha ocurrido en Yibuti recientemente. Con este nuevo proyecto, no sólo aumentamos el acceso al agua sino que también ayudamos a traer seguridad y estabilidad a todos los yibutíes”, dijo en un comunicado el comisario europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs.

La nueva instalación estará situada en la capital del país (Yibuti), lo que permitirá responder a las necesidades de la ciudad, con una demanda estimada de 80.000 metros cúbicos aunque tan sólo se suministran 36.000 metros cúbicos.

El agua se extrae del acuífero local -la única fuente de agua potable para la ciudad-, que actualmente ha llegado a sus límites y cuya calidad es deficiente debido a la intrusión de agua de mar, lo que entraña graves consecuencias para la salud de la población, especialmente para los niños y las mujeres.

La nueva planta desalinizadora tendrá una capacidad de 22.500 metros cúbicos diarios, fácilmente ampliable a los 45.000 metros cúbicos.

Además, se construirá un parque eólico con el objetivo de obtener energía de bajo coste, lo que repercutirá positivamente en el precio de la desalinización de agua.

Fuente: La Información