La demanda mundial de agua crecerá un 55% promedio para el 2050 según la ONU

La ONU presentó el informe sobre Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo dedicado íntegramente a la relación entre el agua y la energía. Debemos entender mejor las complejas relaciones entre recursos como el agua, la alimentación y la energía, y debemos reconocer que es imposible ordenar esos recursos si los tratamos y gestionamos de forma aislada.

 

i18688-mundo-agua-631Un informe de Naciones Unidas asegura que en el planeta hay agua para todos, pero da una señal de alerta: la demanda global, que crecerá un 55% para 2050 principalmente por los sectores de la producción y la generación energética térmica.

 

La ONU presentó el informe sobre Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo dedicado íntegramente a la relación entre el agua y la energía. Según sostiene, “debemos entender mejor las complejas interacciones entre recursos que guardan relación entre sí como el agua, la alimentación y la energía, y debemos reconocer que es imposible ordenar esos recursos si los tratamos y gestionamos de forma aislada. Toda forma de producción de energía, por ejemplo, incide en la calidad y cantidad del agua disponible; las decisiones adoptadas en un sector repercuten en el otro, para bien o mal”, informó la Revista de La Bolsa de Comercio de Mendoza.

Definiciones:

El agua dulce y la energía son cruciales para el bienestar y el desarrollo socioeconómico sostenible. Las crisis regionales y mundiales –climáticas, de pobreza, hambre, salud y finanzas- que amenazan el sustento de muchos, especialmente de los 3.000 millones de personas que viven con menos de US$2,5 por día, están interrelacionadas con el agua y la energía.

Se prevé que la demanda mundial de agua –en términos de extracción de agua- aumentará cerca de un 55% para el 2050, principalmente debido a la creciente demanda de la producción en un 400%, generación de energía térmica en un 130% y consumo doméstico en un 140%. Como resultado, la disponibilidad de agua dulce estará bajo mayor presión durante éste periodo y las previsiones apuntan a que más de un 40% de la población mundial vivirá en zonas con severos problemas hídricos para el 2050.

Leer artículo completo en Infocampo