La Autoridad de Parques recupera un lago contaminado

Durante tres décadas, el lago de la Galilea Nahal Kziv ha sido contaminado por las aguas residuales de un pueblo en el monte Meron. Pero ahora el efluente de Beit Jann se está dirigiendo hacia una planta de tratamiento de aguas residuales de reciente construcción, dando a los manantiales y arroyos cercanos la oportunidad de recuperarse.

 

24lagoLa Autoridad de Parques recupera un lago contaminado.

 

Durante tres décadas, el lago de la Galilea Nahal Kziv ha sido contaminado por las aguas residuales de un pueblo en el monte Meron. Pero ahora el efluente de Beit Jann se está dirigiendo hacia una planta de tratamiento de aguas residuales de reciente construcción, dando a los manantiales y arroyos cercanos la oportunidad de recuperarse.

“Ahora se pueden restaurar los ecosistemas en la corriente”, manifestó Hillel Glazman, jefe del Departamento de Monitoreo de Arroyos de la Autoridad de Parques y Naturaleza Autoridad Israel y añadió: “Las aguas residuales perjudicaban al ecosistema acuático durante muchos años, también fueron una carga para la salud pública y un caldo de cultivo para los mosquitos. Las criaturas que viven en el agua y sus alrededores sufrieron, al igual que la fauna silvestre en la Reserva Natural de Monte Meron”. Los muelles de Nahal Kziv y el kibutz Gaaton cercanos fueron contaminados en 2006 a un nivel que Glazman conoce como “catastrófico.”

Hace unos dos meses, una planta de tratamiento de aguas residuales entre la esquina Halafta y el Kibutz Parod comenzó a operar para tratar las aguas residuales de Beit Jann. Cuando el período de prueba terminó, la corriente comenzó a volver a la normalidad, manifestó Glazman. “El resto de las aguas residuales en el arroyo se están secando, y la corriente va a volver a ser un arroyo estacional, que es natural”, agregó. “Esperamos que las lluvias del próximo invierno traerán fuertes inundaciones de agua en la parte superior de Nahal Kziv, inundaciones que barrerán con los contaminantes que se acumulan allí durante muchos años.”

El problema de las aguas residuales ya ha sido tratado a través de los tribunales, con un caso criminal contra el Consejo y el intendente de Beit Jann, en la década de 1990, pero no se hizo nada por alcanzar un acuerdo permanente en el momento.

Aurora israelí