Josué Medellín reivindica el uso de modelos hidro-económicos en la toma de decisiones para combatir períodos de sequía

Medellín ha explicado las medidas adoptadas en el estado de California y la repercusión sobre el tejido económico-productivo de la región. Manuel Pulido recuerda que las regiones del Mediterráneo van a verse directamente afectadas por el cambio climático con una intensificación de los eventos extremos.

 

la sequía en California

El investigador de la Universidad de California, el Dr. Josué Medellín-Azuara, ha destacado la importancia del uso de modelos hidro-económicos, como herramienta de ayuda en la toma de decisiones, “para combatir períodos de continua escasez de agua”.

El científico americano ha realizado estas declaraciones durante la conferencia sobre “Impacto económico de la reciente sequía en California” que ha impartido esta mañana en la Escuela Técnica Superior de Caminos, Canales y Puertos de la UPV (ETSICCP-UPV). En ella ha reivindicado el uso de estos sistemas para “organizar la información, comprender la situación y mejorar la gestión del agua en regiones con déficit hídrico”.

En la charla organizada por el sub-director del IIAMA y profesor de la UPV, Manuel Pulido, el Dr. Medellín ha explicado las medidas adoptadas en el estado de California para combatir la escasez de agua y la consiguiente repercusión sobre el tejido económico-productivo de la región. Así, ha resaltado que las pérdidas de agua superficial se han sustituido en gran medida por el bombeo adicional del agua subterránea. Sin embargo, sostiene que una vez resuelto los problemas de sobre-explotación histórica de los acuíferos, el bombeo podría dejar de ser una opción para afrontar períodos de escasez de lluvias en el largo plazo.

En este sentido, recuerda que la sequía del 2014 fue el principal catalizador para que los poderes estatales aprobaran la Ley de Gestión de Agua Subterránea (SGMA por sus siglas en inglés), que requiere el establecimiento de organismos de cuenca locales y planes de gestión para revertir la sobreexplotación de acuíferos hacia el año 2040. Por ello, considera que “reemplazar el agua superficial perdida con agua subterránea no es una solución sostenible e en el largo plazo”.

También ha indicado que el impacto de este fenómeno en la agricultura de regadío ha sido “mínimo” porque se ha regado “según las necesidades de la planta, maximizando los recursos disponibles”. De este modo, ha resaltado que las imágenes obtenidas con sistemas de teledetección han permitido determinar las necesidades hídricas de los cultivos, así como mejorar la calibración y predicciones efectuadas a partir de modelos hidro-económicos.

El ejemplo de Los Ángeles
El Dr. Josué Medellín ha querido alertar del impacto económico que puede tener un fenómeno de esta índole sino se adoptan medidas de manera instantánea y ha puesto como como ejemplo de buenas prácticas la ciudad de Los Ángeles. “Desde hace 25 años se ha invertido en programas de concienciación, en fomentar la reutilización del agua para el riego, en desalación y ahora se están recogiendo los resultados. El consumo de agua en estos años se ha situado al nivel de hace dos décadas a pesar del gran crecimiento demográfico de la ciudad”, ha sostenido el investigador americano.

Por ello, ha animado a los dirigentes europeos a tomar ejemplo de la región americana. “En California las consecuencias han sido menor de lo que se preveía, porque el problema de la escasez de agua es un asunto de interés general y llevamos trabajando desde hace mucho tiempo”.

Asimismo, el sub-director del IIAMA Manuel Pulido considera que esta experiencia supone una oportunidad para aprender de diferentes estrategias para hacer frente a la escasez de agua en períodos de sequía. Por ello, ha calificado de “brillante” la intervención del ponente, recordando que las regiones del Mediterráneo “van a verse directamente afectadas por el cambio climático ya que los distintos estudios vaticinan una intensificación de los eventos extremos, sequías y avenidas, con períodos largos de escasez de lluvias”.

Dilatada experiencia en la gestión del agua
Josué Medellín-Azuara es Investigador Asociado en el Centro de Ciencias de Cuencas de la Universidad de California y ha trabajado como técnico, consultor y colaborador para las agencias gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, la industria del agua y el mundo académico.

Obtuvo su doctorado en la Universidad de California por su investigación en la gestión del agua para restaurar el delta del río Colorado en México.