Investigadores advierten sobre contaminantes en aguas residuales de barcos pesqueros

Las aguas residuales vertidas por los barcos de pesca comercial son una fuente ignorada de contaminación marina, según un nuevo estudio estadounidense. Los investigadores sugieren que se le debería dar mayor importancia a este tipo de contaminación al evaluar el impacto medioambiental global de la pesca, ya que puede suponer un riesgo para la salud humana y la vida marina.

 

13490_350x279_72_DPI_0Barcos atuneros.

 

Las aguas residuales vertidas por los barcos de pesca comercial son una fuente ignorada de contaminación marina, según un nuevo estudio estadounidense. Los investigadores sugieren que se le debería dar mayor importancia a este tipo de contaminación al evaluar el impacto medioambiental global de la pesca, ya que puede suponer un riesgo para la salud humana y la vida marina.

Las evaluaciones del ciclo de vida que analizan los impactos ambientales de la pesca pueden incluir los impactos sobre las poblaciones de peces o la contaminación producida por los artes de pesca de plástico desechados. Sin embargo, a menudo no consideran el impacto de las aguas residuales que se vierten en el mar como parte de las actividades pesqueras de rutina.

En términos generales, hay dos fuentes de aguas residuales. La primera es el agua que se ha utilizado para almacenar el pescado a bordo del buque pesquero, que puede contener residuos de pescado eviscerado y sangrado, así como materiales y recubrimientos del contenedor en sí y de los sistemas de refrigeración a bordo.

Leer artículo completo en FIS