Iniciadas las obras de la planta de tratamiento que limpiará el 80% del río Bogotá

La construcción de la segunda fase de la PTAR inició hace dos semanas. Tendrá una duración de cuatro años y permitirá tratar un caudal de aproximadamente 605 millones de litros diarios de aguas residuales domésticas, provenientes del norte y centro de la ciudad.

 

La ampliación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) en el occidente de Bogotá, que  tanta controversia causó entre ambientalistas, residentes aledaños a la zona de construcción, y la Corporación Autónoma Regional (CAR) arrancó la semana pasada, pese a que algunos vecinos no estaban de acuerdo con las obras. (Lea: Nuevos choques por la PTAR Salitre)

Este proyecto, que cuenta con el acompañamiento técnico del Banco Mundial, permitirá tratar un caudal de aproximadamente 605 millones de litros diarios de aguas residuales domésticas provenientes del norte y centro de la ciudad -cantidad suficiente para llenar cerca de 242 piscinas olímpicas en un día- mediante un proceso de lodos activados con decantación secundaria.

Asimismo, la ampliación de la segunda fase de la PTAR Salitre servirá para aumentar el volumen de limpieza. Pasará de tratar 4 m3 /s de aguas residuales a 7 m3 /s. Así mismo, mediante un proceso más avanzado estabilizará los lodos logrando la degradación de la materia orgánica, convirtiéndola principalmente en gas metano, el cual se aprovechará para suministrar alrededor del 30% de la energía que requiere la planta para su funcionamiento.

El Consorcio Expansión PTAR Salitre, seleccionado mediante licitación pública internacional por la CAR, será el encargado de ejecutar el Proyecto de Ampliación y Optimización de la planta. Cuatro años de construcción, uno más de transición y entrada en operación, es el tiempo que deberá esperar la comunidad para ver la obra culminada.

Leer artículo completo en EL ESPECTADOR