El Baikal amenazado por caída de niveles de agua y proyecto hidroeléctrico

El lago Baikal, que acoge la quinta parte de las reservas de agua dulce del planeta, está amenazado por la mayor caída de los niveles de agua en 60 años y un proyecto hidroeléctrico en la vecina Mongolia. “En los bajos niveles han influido dos factores: uno natural y otro provocado por el hombre”, dijo a Efe Arkadi Ivanov, activista de Greenpeace Rusia.

 

image_content_2670017_20150214084803Imagen del lago Baikal.

 

El lago Baikal, que acoge la quinta parte de las reservas de agua dulce del planeta, está amenazado por la mayor caída de los niveles de agua en 60 años y un proyecto hidroeléctrico en la vecina Mongolia. “En los bajos niveles han influido dos factores: uno natural, las escasas precipitaciones; y otro provocado por el hombre, los planes del Ministerio de Energía”, dijo a Efe Arkadi Ivanov, activista de Greenpeace Rusia.

Tanto el Gobierno como los ecologistas reconocen que en los últimos meses ha nevado y llovido poco en esa zona de Siberia, pero Greenpeace culpa al Gobierno de no tener eso en cuenta a la hora de trazar sus planes de bombeo de agua para abastecer la central hidroeléctrica local. “Era evidente que el agua no iba a llegar, ya que el invierno ha sido muy seco. Las autoridades deben tener en cuenta las tendencias climatológicas”, agregó, críticas que ha sido rechazadas por la Agencia Federal de Recursos Hidrológicos.

A la falta de nieve en invierno se suma el hecho de que el lago ya recibió un 67 % menos de agua en verano y otoño de 2014, según cifras oficiales. Las autoridades de la república rusa de Buriatia han alertado sobre un 40 % de descenso de los niveles de agua desde 2013 y en los últimos días la tendencia ha sido a la baja hasta colocarse a dos centímetros del mínimo considerado crítico: los 456 metros.

Leer artículo completo en La Razón