El agua es mucho más que respeto para la mujer en Burundi

“Mi madre trabajó duro para invertir en un tanque que recogía el agua de la lluvia. ¿Qué significaba eso? Que no tenía que ir al río a por ella y tenía más tiempo para hacer mis deberes”. Son palabras de Winnie Byanyima, una mujer ugandesa que, tras la lucha clandestina, el Parlamento de su país y las Naciones Unidas, dirige ahora Oxfam Internacional.

 

Fotos-MA-Rz-Burundi-14-126-1024x682Todas las integrantes del Comité de Agua de Muyange, comunidad de Nyanza-Lac.

 

Mi madre trabajó duro para invertir en un tanque que recogía el agua de la lluvia. ¿Qué significaba eso? Que no tenía que ir al río a por ella y tenía más tiempo para hacer mis deberes. Son palabras de Winnie Byanyima, una mujer ugandesa que, tras la lucha clandestina, el Parlamento de su país y las Naciones Unidas, dirige ahora Oxfam Internacional.

Disponer de agua potable… A lo mejor no alcanzamos a entender lo que ha supuesto para muchas mujeres y para su desarrollo el disponer de agua potable.

Puede que Acquiline no llegue a ser directora de ninguna institución humanitaria, ni mucho menos presidenta o primera ministra de su país, como Aminata Touré en Senegal, Ellen Johnson-Sirleaf en Liberia o Joice Mujuru en Zimbabue.

A lo mejor tampoco quiere.

Además de ocho hijos y marido, también tiene la responsabilidad del Comité de Agua de la comunidad de Muyange, que se encarga de la gestión y mantenimiento de las infraestructuras de agua.

Los hombres no colaboran porque, según apunta en kirundis, la lengua local, “están deprimidos, desesperanzados y resentidos” por los conflictos que han sacudido al pequeño país africano.

La guerra, las guerras, también les afectaron a ella, puedo que incluso más que a los hombres… pero han decidido tomar las riendas. Y los Comités de Agua son un pequeño paso.

“El Comité de Agua nos sirve también para expresar nuestras opiniones; y ahora se nos respeta más”, afirma orgullosa mientras sella las manos.

Está orgullosa de mantener a su familia, de poder pagar el hospital, un uniforme escolar para alguno de sus hijos… ¿Y quién no lo estaría?

20 Minutos