El agua del Ártico se vuelve cada vez más ácida por el CO2

La química de los mares del Ártico está cambiado por culpa de las emisiones de dióxido de carbono según un estudio noruego. Cada vez son más ácidos, tal y como explica la BBC. Esta inventigación del Centro Noruego para la Investigación Internacional del Clima y del Medio Ambiente encontró tasas significativas de la “acidificación” en varias partes del Ártico.

Greenpeace-Shell-perforacion-petrolifera-Artico_TINIMA20130228_0803_5Creen que es posible que a causa de esto haya cambios que afecten al ecosistema marino, pero existe una gran incertidumbre sobre la magnitud de estos cambios.

El analista de medio ambiente de la BBC, Roger Harrabin, afirma que ya se sabe que el dióxido de carbono calienta el planeta, pero no tanto que también hace que el mar se vuelva cada vez más ácido cuando es absorbido desde el aire. Además, el Ártico es más sensible a esta absorción, porque es de agua fría.

Los investigadores calculan que la acidez media de las aguas oceánicas, a nivel de la superficie, en todo el mundo es alrededor de un 30% superior que antes de la Revolución Industrial.