Cómo gestionar la escasez del agua

Un ejecutivo a quien le caben pocas dudas de los costos crecientes del agua es Peter Brabeck, presidente de Nestlé. Estuvo al frente de esfuerzos corporativos para llamar la atención sobre la escasez del agua, un problema que considera que aún no se está tomando con la seriedad debida. “La humanidad se está quedando sin agua a un ritmo alarmante”, afirma.

 

2013071616582870162Peter Brabeck, presidente de Nestlé.

 

Un ejecutivo a quien le caben pocas dudas de los costos crecientes del agua es Peter Brabeck, presidente de Nestlé. Estuvo al frente de esfuerzos corporativos para llamar la atención sobre la escasez del agua, un problema que considera que aún no se está tomando con la seriedad debida. “La humanidad se está quedando sin agua a un ritmo alarmante”, afirma. “Nos vamos a quedar sin agua mucho antes de quedarnos sin petróleo.”

La escasez de agua es un problema mucho más acuciante que el cambio climático, dice, pero recibe mucha menos atención de los políticos de la necesaria. “Tenemos una crisis de agua porque tomamos decisiones de gestión de agua equivocadas”, afirma. “El cambio climático afectará aún más la situación del agua, pero aun cuando el clima no cambie, estamos frente a un problema de agua y este problema es mucho más urgente.”

Una razón por la que el agua recibe menos atención es que, a diferencia del calentamiento global, hay una crisis de agua global. En vez de eso, hay una serie de dramas regionales en un mundo en que la distribución de agua dulce es tan desigual que 60% de ella se encuentra en solo nueve países, entre los que se encuentran Brasil, Estados Unidos y Canadá, según la ONU.

Leer artículo completo en Cronista