Colombia.- Humedales artificiales para tratamiento de aguas residuales

Un grupo de investigadores de Pereira (Risaralda) desarrollaron la construcción de humedales artificiales con el objetivo de optimizar el tratamiento de aguas residuales, elevar la calidad del líquido y ofrecer un servicio a la comunidad con tecnología a bajo costo.

 

(cronicadelquindio) Estos sistemas de humedales artificiales, pretenden disminuir los costos de operación y de mantenimiento, y que además se conviertan en alternativa viable para pequeñas localidades o zonas rurales, las cuales no cuentan con los recursos técnicos ni económicos.

La iniciativa surgió del equipo de investigación que lidera Diego Paredes Cuervo, director del grupo de Agua y Saneamiento de la Facultad de Ciencias Ambientales de la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP).

“El funcionamiento de estos humedales parte del principio de los humedales naturales, que están identificados como un sumidero con contaminantes, nutrientes y elementos. Se toma como base ese humedal y se aplica ingeniera para ofrecer una solución, la cual hemos denominado humedales artificiales construidos por la mano del hombre”, indicó Paredes a la agencia de noticias Dicyt.

El secreto
El funcionamiento del humedal artificial consiste en que el agua pasa a través de un medio filtrante, similar a un suelo. Dentro de ese suelo están las raíces de las plantas que conforman el humedal y dentro de esa interacción suelo-planta crecen unos microorganismos, que es de donde se alimentan esos contaminantes y que son finalmente, las que pasan el agua residual a través de ese medio filtrante.

El grupo de trabajo, aplicó ingeniería y diseñaron unos sistemas similares a los humedales naturales pero que remueven contaminantes de una manera muy efectiva. “Es un sistema que se puede identificar como un jardín que contribuye un aspecto paisajístico más agradable. Es para que la gente lo disfrute”, agregó Paredes.

En la ciudad de Pereira, se han construido varios humedales artificiales, uno de ellos de la empresa de Aguas y Aguas, el cual se localiza en el sector de la Bananera, a un kilómetro arriba de la bocatoma del acueducto de la ciudad, el cual permite depurar esas aguas residuales antes de que lleguen a la ciudad para evitar que haya un tipo de afectación a la comunidad.

Otro es en la industria Magnetrón, (empresa de transformadores) donde se tratan las aguas residuales tanto industriales como domésticas, a través de humedales con una remoción superiores al 99 por ciento de carga contaminante. “La empresa es orgullosa de mostrar este humedal, no esconde el sistema de tratamiento en el último rincón y se adapta a la empresa. Es estético”, informó Paredes.

“Los humedales artificiales no necesitan de energía eléctrica y evita residuos y la dimensión es mediana o pequeña, es directamente proporcional al tamaño del volumen residual de agua”, explicó el experto.

La presentación de la investigación se dio en la celebración de los 20 años de la facultad de Ciencias Ambientales de la UTP. “Hay una necesidad en el país de mejorar la calidad de agua en nuestras aguas superficiales, disminuyendo la carga contaminante que hacemos a través de nuestros alcantarillados”, finalizó el investigador.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital