Chile.- Se concretó convenio de autorregulación del uso del Río Aconcagua

Con la firma de los regantes de la primera sección de Río Aconcagua, se concretó el acuerdo autorregulatorio del uso de aguas del caudal.

 

Con la firma de los regantes de la primera sección de Río Aconcagua, se concretó el acuerdo autorregulatorio del uso de aguas del caudal.

Tras tensas semanas de espera para los regantes de la tercera y cuarta sección del Río Aconcagua, se concretó hace un par de horas el acuerdo regulatorio del uso de sus aguas, con la firma del representante de los regantes de la primera sección, Francisco Perinetti; acuerdo que establece, entre otros puntos, que los regantes de las secciones altas del cauce cerrarán sus compuertas por un lapso de 36 horas durante los fines de semana, para que los regantes de las dos últimas secciones aprovechen las aguas del cauce.

La información fue confirmada por la diputada por el Distrito 10, Andrea Molina (UDI), quien valoró la firma de Perinetti, que se suma ya a las firmas de los representantes de la segunda, tercera y cuarta sección, además de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) y la Dirección General de Aguas (DGA), precisando que el acuerdo llega en un momento oportuno, cuando “la situación de nuestros agricultores ya se había tornado catastrófica y hace 2 meses ya habíamos enviado un oficio pidiendo la intervención del Estado en esta materia”.

“Estamos contentos porque finalmente salió humo blanco con la firma que faltaba de la primera sección del río y ahora hemos logrado un acuerdo de autoregulación importantísimo, que fija 36 horas de cierre de compuertas para los regantes de las primeras zonas del río. Estaremos atentos y esperamos que éste acuerdo se cumpla para que no lleguemos a lo que sucedió el año pasado, donde el Estado tuvo que intervenir”, dijo la parlamentaria.

De esta manera, el acuerdo autorregulatorio vendría a resolver, en parte, los graves problemas de escasez de agua que se han intensificado estas últimas semanas con la disminución de las aguas provenientes de los deshielos; al extremo que en la tercera sección del río los regantes solo han podido aprovechar unos tres metros cúbicos por segundo del vital elemento.

Fuente: El Observador